22 feb. 2019

MI CONFIDENTE...

… LA NOCHE.
La Noche, mi más fiel amiga,
la que sabe todos mis secretos,
la que siempre está a mi lado
en mis buenos y malos momentos. 

La Noche siempre presente 
en mis pensamientos, 
en mis soledades, 
en mis sufrimientos, 
cuando soy feliz sé que ella es feliz,
cuando se cumplen todos mis sueños. 
Esos son sus sueños. 

La Noche;
La que observa callada en silencio 
cuando lloro a solas en mis aposentos, 
cuando soy feliz, cuando estoy contento, 
cuando río o canto, cuando duermo y sueño. 
Y siempre lo hace, lo hace en silencio.

Si estoy alegre, contento, feliz 
ella está feliz y yo la comprendo.
Cuando lloro y suspiros, cuando sufro,
cuando todo para mi es molesto, molesto 
ella está ahí, como siempre en silencio 
en silencio.

En las noches yo he sido feliz, 
en las noches me he sentido 
muy solo, sin ningún consuelo
si yo no la siento que está a mí lado. 
Solo a la Noche mi más fiel amiga 
la he podido decir todas mis angustias 
y mis desesperos, todas mis ilusiones
y todos mis sueños. 
Y ella mi amiga, ella me ha escuchado 
en silencio, en silencio.

Nunca de ella jamás recibí, 
un reproche, tampoco un consejo, 
siempre respetó, todo mi dolor, 
mi felicidad, ilusiones, sueños. 

La Noche mi más fiel amiga 
siempre me dejó, equivocarme 
solo estando a mi lado.

Ella la Noche está siempre conmigo, 
cuando pienso en ti y cuando yo te olvido.

21 feb. 2019

RECUERDOS DE UNA NOCHE DE...

...INVIERNO.
Me desperté en la noche,
busqué en el silencio 
el motivo de mi desvelo,
y solo encontré la mudez 
de las sombras y el frío 
impalpable que en mi
cuerpo siento.

Me quedé despierto 
esperando al sueño, 
pero a mí llegaban 
solo tus recuerdos.

La noche era fría, muy fría
noche cruda de invierno 
y en aquel silencio 
se escuchaba al viento del norte 
sutil e incruento pasar 
suavemente por mi aposento.

Yo cerré los ojos, 
esperando al sueño 
y hasta mí llegaban 
solo, sólo tus recuerdos.
Recuerdos que yo 
pensaba olvidados, 
recuerdos que yo quise 
haber borrado.
Borrarlos hace tiempo 
yo lo hube intentado, 
pero sigues en mí 
y hoy, lo he comprobado.

Esta noche de desvelos
en mi se agolpan
todos tus recuerdos 
queriendo llenar 
aquellos momentos,
que riendo ocupar
mi mente y mi sueño.

Uno a uno los fui repasando, 
uno a uno los fui recordando.
En cada uno de ellos 
encontré momentos 
que quise olvidar, 
que me hicieron daño 
y también llorar. 
Pero otros muchos 
yo los he disfrutado 
y no me arrepiento 
de haberte recordado.

Me desperté en la noche, 
una noche de invierno, 
fría, fría y yo te recordé 
esperando al sueño.

20 feb. 2019

LA TRISTEZA ESCONDIDA

EL CAMINO ES POESÍA
He leído en estos tus versos
tristeza, pena y desasosiego
y no puedo yo creerlo.
El camino de la vida 
nunca puede ser, solo eso.

El camino no es la causa
de todos nuestros desesperos,
el camino es el instrumento
que nos aleja de ellos,
de las penas y de los miedos
y nos lleva caminado
hacia todos nuestros sueños.

Amiga mía, nunca tengas tú miedo
de andar por el camino de la vida,
buscando tus amores y tus sueños.

El camino siempre es; un consuelo,
siempre es; una esperanza,
siempre es; el más lindo de los sueños.
Sueños que unos se alcanzan,
otros se pierden en lo eterno
sin llegar a conocerlos.

Recuerdo; 
Que tú ayer me decías
en un lindo comentario
a una de mis poesías. 
Me decías;
que a la vida hay que mirarla 
de frente
que nunca hay que "tirar la toalla"
que hay que seguir escribiendo,
para superar las penas, 
para vencer a los miedos, 
para convencerte a ti
que hay que hacer realidad 
todos los sueños.

Pues eso mismo yo te digo,
sigue tú siempre escribiendo
y en cada verso tú, cuenta,
y nos lo dirás, sin tapujos
y sin miedos.
Tus temores y tus miedos,
tus ilusiones y sueños.

¡Ah! y por si no te lo he dicho,
yo no soy el guía de nadie,
soy tan solo un caminante
que va, camino adelante
en un caminar errante
en busca de un rumbo cierto
que me lleve donde poder 
encontrar
la paz que quiero buscar 
y no sé yo dónde hallar.

Muy linda pero muy triste 
la poesía que escribiste.
Y esa tristeza escrita 
no la debes arrastrar
por el camino de la vida,
hay que dejarla prendida
de la púa del espino que,
en un recodo del camino
nos mostrará nuestra vida.

Ríe, sueña, mira de frente 
a esa vida
que ante ti se abre diáfana
cada día.
Y camina amiga mía 
por este lindo camino 
que nos muestra nuestra vida 
y que tiene un destino.
Nuestro vivir cada día.

19 feb. 2019

EL VIEJO CAMINO

Nota. A todos esos caminos y senderos que han permanecido olvidados durante muchos, muchos años y hoy son un tesoro que queremos recuperar.
...QUE A TI Y A MÍ NOS LLEVA.
Sendero viejo, tú te deslizas 
cual una sirga que está tendida.
De ti nadie sabe dónde te inicias, 
dónde tú acabas y finalizas.
Ni cuantos años tienes, 
cuál es tu vida, cuál son tus sueños, 
o tus desdichas.

Sendero viejo que has conocidos 
desde esos tiempos que ya se fueron.
Tiempos inmemorables, casi impertérritos 
a los más diversos caminantes 
que por ti fueron buscando 
su mundo nuevo sin encontrarlo
de un lado a otro y sin saberlo 
feliz te hicieron.

Tú me has contado, que te han hollado 
godos e iberos, romanos, moros, 
viejos cristianos, judíos hebreos, 
maquis y milicianos, grandes ejércitos, 
pastores con sus rebaños, arrieros 
con largas recuas y con sus géneros,
con sus amores y con sus sueños. 

Camino antiguo, tú tan creído y tan ufano 
guardas secretos que a nadie cuentas, 
que los encierras en tus adentros, 
secretos que son tesoros y son historia.

Camino que miras con el descaro 
con la licencia que dan los años.
Miras al caminante que en ti se encuentra
y que camina sin rumbo fijo, sin una meta.
Le miras y le enseñas un rumbo fijo,
una certeza. 

Sendero que con los años 
eres más sabio, más orgulloso,
más solitario y más huraño,
y quizás también, más poderoso. 

Un día quisieron sin preguntarte 
que tú dejases de ser camino 
para elevarte a carretera o quizás calle.
Pero el destino y la arrogancia 
del proyectante
te liberó de tal grandeza al denigrarte.

Quedaste olvidado entre las piedras 
la alta hierba, rastreras zarzas,
las arboledas de viejos bosque, 
entre recónditos y perdidos valles, 
por montañas inquebrantables
he insalvables farallones.

Hoy tú de nuevo, de nuevo tú nos muestras 
tu gran saber, tu bien hacer, 
tu poderío y tu grandeza. 
Te muestras a los nuevos
caminantes que por ti se adentran.
A todos los que quieren dejar
el ruido de la ciudad. 
Esa ciudad impersonal devoradora de paz,
agobiante, estresadora.

Sendero viejo,
tú de nuevo volverás 
a ser héroe de nueva historia, 
de una historia aún por conta,
que tiene un nuevo inicio, 
y no tendrá un final.

18 feb. 2019

DESPERTAR...

...EL ALBA.
Hoy al levantarme 
y abrir mi ventana 
he visto a la Aurora 
que se desperezaba 
detrás de una nube 
en lo escarpado
de una montaña.

Que linda que era,
esa luz del Alba, 
las nubes serenas
al verla se apartan.
Las nubes la adoran,
ellas son el séquito
de la luz del Alba.

Qué bonita era,
que clara, que clara 
que cálida su luz,
la de esta mañana,
todo lo invadía,
todo lo llenaba,
es la alegría 
de cada mañana

Que serena estaba 
el Alba, el Alba 
no tenía prisa 
se movía pausada, 
su gesto indicaba, 
que no quería entrar, 
que solo se asomaba. 

Mas, con su presencia 
a la oscuridad
ella desterraba.
Se llevó el silencio,
se llevó el temor
y con su fulgor
la alegría sembraba.

Me quedé mirando 
desde mi ventana 
y vi con asombro, 
la luz que irradiaba 
que todo lo invadía,
todo lo aclaraba 
y las negras sombras 
a ella se rendian,
todo se limpiaba.

Las nubes primeras 
que la acompañaban, 
ahora son jirones 
de nubes pasadas.

Hoy he visto llegar
a la aurora 
desde mi ventana, 
llego cual una reina
tranquila, serena 
bien acompañada
con su paso firme,
donde ella pisaba
dejaba sus huellas 
claras y diáfanas.

He vistos llegar a la Aurora 
desde mi ventana, 
nacer un nuevo día, 
despertar el Alba.
Un nuevo triunfo de la luz
sobre las tinieblas de la
noche negra, de la noche larga.