27 nov. 2009

NOSTALGIA

Fotografía. Reflejo

NOSTALGIA DE MI NIÑEZ.

El sentido del oído que nuestras manos no palpan,
en los campos de mi tierra se oye volar a las almas.
Son esos campos benditos que ríen, gritan y canta
cuando la lluvia del cielo empapa su tierra blanda,
Cuando los vientos de Norte secan la tierra callada,
Cuando el sol del estío madura el trigo y grana.
Cuando canta en los barbechos la alondra de madrugada.
Cuando florece el tomillo y la flor blanca de jara.
Cuando al campo lo cubre el manto de la escarcha.

Es esa lluvia del cielo, bendición de la senara.
Es el hielo quien la esponja y la deja amartelada.
Es el viento quien la seca para que sea arada.
Son los cardos y las hierbas quien adorna la besana
y la perdiz y la alondra quien cantando llaman al alba.

Senderos que hienden campos.
Caminos, los que los marcan.
Veredas casi olvidadas
entre encinas y jaras,
entre campos en barbecho
donde crecen las retamas
entre terrones de tierra
y piedras de las besanas
y cardos que con sus flores
adornan las tierras llanas.

Arroyos que ya no corren,
ríos que ya no cantan.
Barbechos que se durmieron
cuando llega la alborada.
Rastrojos, que mientras duermen
esperan la hora santa
que llegue aquel gañán
que los roture en la aurora
con el arado de alba.
Arado que tiene;
por esteva un lucero,
por timón a la mañana,
por reja la luz del sol,
por yunta al viento y al agua,
y por gañán tiene al amor
de una morena gitana.

Campos sembrados de trigo
que mirando al cielo granan.
Páramos que están sedientos
y van suplicando agua,
agua de lluvia bendita
que en las nubes cabalga.

A lo lejos sobre un otero,
una loma solitaria
hay un castillo en ruinas
y una ermita,
que tiene mudas campanas
en sus melenas colgadas
y en silencio ven los campos
asomadas en sus ventanas.

En el valle junto la fuente agotada
un caserío en ruina,
unas calles que no andan
unas ventanas desnudas,
unos balcones sin flores,
unas puertas ya cerradas.
Una; solitaria plaza.

Estos son campos desiertos,
son los campos, que quizás;
nos encontremos mañana.


No hay comentarios: