26 dic. 2009

LUZ Y OSCURIDAD PERENNE

Las fotografías corresponden a la Cascada de Gujuli (Alava)


LUZ, OSCURIDAD. LA MUERTE


La noche camina a solas
por las sendas de la muerte
mientras la luna la mira
renegando de su suerte.
Una lluvia mortecina, cae;
Cae impasiblemente sobre los
campos silentes.

Que se despierte la noche,
que no se enteré la muerte
que pase junto a tu puerta
de puntilla, quedamente.

Que esos ecos del viento.
Los ecos, de un silencio que se oye
han despertado a la Parca
en su caminar perenne.

Que se desperece el alba,
que no se quede en la noche
que venga de nuevo el día
que la luz con él revierte,
que el reloj que da la vida,
solo una vez se detiene.

Que no se demore el sol,
que la penumbra se aleje
que en la oscuridad mora
la que llaman; muerte, muerte.

Que no se marche la luz;
Que no se marche.
Que se quede para siempre.
Que la penumbra no llegue.
Que no llegue, que no venga.
Que en la oscuridad se oculta
el miedo, el temor, la Muerte.

Noches largas. Lunas nuevas.
Noches oscuras y perennes.
La luz es vida, es alegría,
y en la luz, yo puedo verte.

No hay comentarios: