26 feb. 2010

GALLOCANTA

Hace unos muy poco, pasé una semana con mi esposa y unos amigos en Gallocanta CAMINANDO POR ARAGÓN. GALLOCANTA, pequeño pueblo aragonés dedicado a la agricultura en tierras de secano. La patrona de este lugar es, Nuestra Señora del Buen Acuerdo que se encuentra entronizada en la ermita del mismo nombre situada en un otero desde el que se mira en el espejo inerte de la laguna de Gallocanta, tesoro de este lugar. En esta laguna salobre hace su parada nupcial la grulla común, ave mítica para los hombres. El número de ejemplares de estas aves va en aumento año a año. En el último recuento de grullas que hizo estando nosotros en este lugar, había 7811 ejemplares en durmiendo en la laguna de Gallocanta.
Sirvan estos humildes versos, a modo de homenaje a la buena acogida que nos brindaron y a lo mucho que he disfrutado con sus senderos, sus ermitas y sobre todo, con el maravilloso espectáculo en observar las grullas merodeando por los sembrados cercanos a la laguna y volando sobre mi cabeza.
Un grupo numeroso de grullas alimentandose en un sembrado.
La ermita del Buen Acuerdo reflejandose en la laguna de Gallocanta.

A GALLOCANTA, A LAS GRULLAS Y A LA SEÑORA.



Paisaje abierto;
tú que en el horizonte te recortas,
que te bañas en el espejo
donde habitan las que rondan.
Campos; donde se fundan los sueños.
Utopía de las gentes que laboran,
que mirando a la besana
fantasean con cosechas,
que nunca jamás se logran.

Campos de trigos sembrados
en tableros de ajedrez
donde juegan a ser reinas,
unas grullas que enamoran
y el ánade que es el rey.
Las grullas recolectoras
de las cosechas del campo,
campo que jamás araron,
ni grano que derramaron,
ni segaron, ni trillaron...

Gallocanta:
Las ermitas te protegen
desde tus suaves lomas,
San Pedro allá a lo lejos,
Santa Cruz está a la izquierda
y en un lugar preferente
está la Dama y Señora,
La Virgen del Buen Acuerdo,
tu titular y patrona.

Gallocanta:
donde gritan las chillonas
las grullas que te dan vida
y con su presencia adorna
la laguna tu tesoro
y los surcos en los que tú
el grano cubres con tierra.

Es tu laguna salobre,
el humedal con que sueñan,
las grullas y los añades,
cuando vuelan, vuelan, vuelan.

Gallocanta:
laguna humilde,
gente honrada que laboran
campos de pan llevar
que bendice la Señora,
desde su trono elevado,
atalaya en la que mora.

Gallocanta, aragonés
paraíso donde sueñan
los campesinos y las grullas.
Gallocanta es la laguna;
donde ambos; se enamoran.
El vuelo en solitario de una grulla común.
Gallocanta desde la ermita del Buen Acuerdo.

No hay comentarios: