27 dic. 2010

LA NAVIDAD. MI ILUSIÓN PERDIDA


He recuperado lo que hacía tiempo había perdido;
mi ilusión por La Navidad.
La había perdido al contemplar
alrededor de nuestra mesa
las sillas vacías, calladas, frías...
Esas sillas que dejaron vacantes
mis seres queridos,
aquellos que hacen tiempo
para nunca volver se fueron
y me dejaron muy solo
me dejaron muy solo y casi perdido.
 
Nunca creí que a mí volviese
la ilusión por la Navidad perdida.
Nunca creí que alguien llenase
ese gran vacío.
Vació, melancolía, desazón, tristeza...
que en mi corazón anidan
en estas fiestas.
Fiestas que todos pintamos  alegres, 
de felicidad completa.
Nunca, ni siquiera dormido soñé
que volviese a soñar yo con ellas.
En silencio yo odié que llegase
de nuevo estas fechas
y con ellas recuerdos de ingratas ausencias.

Esa ilusión hace años perdida.
la he vuelto a encontrar estos días
a ver que el nido que quedo vació,
este año se ha vuelto a llenar de alegría
de voces, de risas, de ruidos,
y las sillas ya no están vacías,
no están silenciosas ni frías,
Se ha vuelto a llenar el nido vació
es; La Navidad, ilusión, felicidad,
buenos deseos, risas, alegría... 
Para unos y para otros, Feliz Navidad.

No hay comentarios: