20 oct. 2011

LE PREGUNTÉ AL CAMINO


 ESE CAMINO, MÍ AMIGO

Yo le pregunté a un camino que junto a mi caminaba
el porqué de mi dolor, el porqué de mi desgracia.
El camino respuesta a mí no me dio,
siguió delante de mí, sin decirme ni adiós.
Al llegar a la encrucijada, muy cerca de un desvió,
el camino preguntó, cual llevaba a mi destino.
Yo le dije al camino. Mi destino es; caminar siempre contigo.
Y  seguimos caminando, caminando sin decidir el destino
los dos fuimos caminado por caminar el camino.

Hace tiempo, mucho tiempo el camino era mi amigo,
mi consejero y maestro, el guía de mi destino. 
El camino es, mi destino.

Recuerdo yo cuando antaño salía a caminar 
a recorrer los caminos y mi camino amigo 
me llevaba a mi destino sin muchas vueltas que dar.
Pero el pasar de los años me fui haciendo mayor
y mis piernas se cansaron y mi cuerpo se curvo,
y mi camino seguía siendo joven y yo, mayor.

Yo sé bien que mi camino, jamás llegará al destino, 
que solo los hombres tienen, un final bien definido.

No preguntes al camino, que el camino no lo sabe,
que no tiene las respuestas que tú sueñas encontrarte.

1 comentario:

Eva Margarita Escobar Sierra dijo...

Hola Rodri.

Muy tierno este poema. Se ve reflejado en el, todos tus sentimientos y la delicadeza para expresarlos. Por algo te he dado el título de "Mi poeta preferido". Cada vez me más descubro en ti, maravillosas cualidades, como persona y así debes de ser en todo lo tuyo.

Tu amiga,
Eva Margarita