5 dic. 2006

LA LUNA Y LA BARCA (La Patera)

La fotografía pertenece al cielo de Bilbao el 5-12-2006
Dedicada a todos aquellos que buscando el "paraíso" soñado se embarcan en pateras y cayucos intentando alcanzar las costas de España y muy especialmente a aquellos que encontraron sus tumbas cavadas en el mar.
LA LUNA Y LA BARCA
(Cayucos y Pateras)

La luna llora de pena.
Ya rompe la luz el alba
y se tiene que marchar
dejando sola la barca.
En un mar de fuertes olas
una barca zozobraba.
Nadie los vio perecer
Nadie vio cómo se ahogaban.
Nadie escuchó aquellos gritos.
Nadie atendió sus plegarias.
Nadie, nadie oyó llorar un niño,
un niño; al que, el agua abrazaba.

Solo la luna sabe,
donde Leviatán se tragó
el sarcófago que flotaba.

Buscando van unos sueños.
Sueños de los que le hablarán.
Sueños; que alimentan cuerpos.
Sueños; que liberan almas.
Y por ir tras esos sueños,
pierden en el mar sus almas.
Cual inocentes corderos.
Corderos que nunca balan,
van solos al matadero,
van soñando nuevas patrias.

La luna alumbra silencios.
La luna viste de plata
ese mar frío y profundo,
purgatorio de las almas.
Luna que acompañas vientos.
Vientos que danzan al alba,
meciéndose entre las olas
al llegar la madrugada.

Es el silencio tan denso
que se cortan las palabras
cuando en las amanecidas
mirando el vasto horizonte
no se distingue la rada.
Silencios, densos silencios,
desconfiadas miradas.
Miradas que dicen temores,
que dicen miedos y ansias.
Miradas que sin mirar.
Miradas, que sin hablar mucho hablan.
Cuando la imprevisible fortuna
los arriba a una playa,
otros muchos no llegaron.
Otros; nunca vieron nuevos albas.

El mar cobró su tributo.
Un oneroso tributo,
que con él nadie pactara.
El mar no sabe de penas.
El mar no sabe de hambres.
El mar de política no habla.

La luna llora en silencio,
el llanto surca su cara.
Llora por todos aquellos
que en esos mares hallaron
sus sepulturas cavadas.
En ellas nunca habrá flores.
Ni rezos, de las personas amadas.
Solo habrá silencios y olas,
vientos, lunas, silencio y agua.

Solas estarán con la luna
hasta que llegue el alba.
Y la patera se hundió
entre las olas y el alba.

No hay comentarios: