16 oct. 2007

NOCHE DE AMOR


NOCHE DE AMOR

Ya se resbala la noche
por la clara madrugada
y los luceros querían
quedarse hasta mañana.
Pero la aurora llegó
a la hora señalada
y se escondían corriendo
la luna y los luceros,
las estrellas y galaxias.
¡José! ¡Despierta!, ¡despierta!
mira que ha llegado el alba,
que se oyen los lecheros
anunciar su blanca carga.
Que el farolero de calle
apaga ya con su caña,
los faroles que encendió
para robar las tinieblas,
a una noche que se escapa.
¡Corre! vístete corriendo
y salta por la ventana,
que no te vea mi madre:
que mi padre no se entere,
que si se entera nos mata.
La cama quedó medio vacía,
y tibias las blancas sábanas,
un hoyo en la mullida almohada,
un aroma denso y duro a amor
de una noche encantada.
Y se resbaló la noche
por una aurora temprana.
El sol salió entre unas nubes
que de arreboles pintaba.
El sol salió entre las nubes
subiendo por la montaña.
¡Levanta niña preciosa!,
que ya llegó la mañana,
que con el sol que madruga
ha llegado la alborada.
La guapa niña lavaba
con agua fría su cara.

No hay comentarios: