26 jul. 2013

EL TIEMPO


 NO PUEDO MANEJAR EL TIEMPO.

Corrí en el conjunto vacío del reloj del tiempo, 
era el conjunto vano de la esfera de un reloj 
que mide instantes y marca momentos, 
un circulo en blanco que está semis-desierto.

Le pregunté a la saetilla de un segundero. 
Yo le pregunte. 
¿Qué mides, que mides tú con tal rigor y tanto esmero? 
Y ella me contestó. 
.-Yo, tan solo mido, yo marco los tiempos.
Volví a preguntarle. ¿Pero qué es el tiempo? 
Y ella me contesto. 
El tiempo es; esto:
Mientras contestaba me marco el espacio entre dos rayitas, 
de un sitio vacío que estaba en medio.

Me marche, me marché corriendo 
y aún sigo buscando,  buscando el momento, 
de poder coger, coger en mis manos 
el espacio vano que marca los tiempos.
Corrí en el espacio vacío que dejan en medio, 
inquietas manecillas del reloj del tiempo,
de una linde y otra de un círculo perfecto, 
que es esa diabólica máquina de medir los tiempos, 
de marcar momentos.
Quisiera cogerla y jugar con ella, como un relojero, 
tenerla en mis manos, moverla en mis dedos, 
pararla y ponerla en marcha cuando yo lo quiero.
Quisiera poderla parar en ese momento, 
que no caminara, detener el tiempo 
cuando estoy contigo, contigo en el cielo. 
Pero no lo puedo 
y el tiempo se me escapa cual ladrón corriendo, 
por ese conjunto vacío lleno de misterio.
Quisiera poder, poder detener el tiempo, 
quisiera llenar de armonía el espacio-tiempo, 
quisiera caminar despacio dilatando el tiempo, 
el tiempo que paso contigo 
que cruza deprisa, que cruza en silencio, 
que no se le ve. Ese tiempo es; la brisa del viento 
que no se la ve, ni se la escucha, se huele su aroma, 
se nota, su frescor intenso tan, tan solo,
tan solo un instante, tan solo un momento.

Quisiera poder detener el tiempo, 
llenar de caricias y de sentimientos 
los puntos vacíos del conjunto pleno, 
del paso monótono de las manecillas 
que miden los tiempos. 
Y aunque yo lo intento, más no lo consigo,
más yo no lo puedo. 
No puedo manejar el espacio ni parar el tiempo.

1 comentario:

Eva Margarita Escobar Sierra dijo...

HOLA MI POETA PREFERIDO: MUCHAS VECES YO TAMBIÉN HE QUERIDO DETENER EL TIEMPO, PERO EN ESA LUCHA POR HACERLO, NO LO HE CONSEGUIDO, Y TENGO QUE DEJARLO IR. PERDERLO, ABANDONARLO Y ABANDONARME, PARA SEGUIR ENTONCES, SOÑANDO, EN MI MUNDO INVENTADO. DONDE SOLO EXISTE LA FELICIDAD Y EL AMOR.
AMIGO, LA VIDA ES ESA, SOÑAR Y SOÑAR Y SEGUIR SOÑANDO, BUSCANDO SIEMPRE LA FELICIDAD.
QUE SIEMPRE HUYE DE NUESTRO LADO.
UN ABRAZO AMIGO, EVA.