19 dic. 2013

INVISIBLE

LA DISTANCIA TE HACE INVISIBLE

Sí; te has vuelto invisible,
como lo es el silencio y el tiempo
y la brisa, la espera y el aire,
como es invisible el viento.
Pero para mí no eres invisible,
pues yo a ti te veo y te siento,
yo escucho tus pasos dormidos,
yo huelo tu aroma en el viento
yo siento tu espera callada
y a ti te escucho en el silencio.
Sí; te has vuelto invisible,
pero sigues en mí existiendo,
sigues en mí esperando,
sigues en mí amando el momento;
y eso hace y te hace ante mí perceptible,
aunque sea en mis pensamientos.

Sigues tú amándome, 
también esperándome
y quizás tú regreses a mí, 
como año tras año regresa 
después del otoño el invierno 
y quizás tú estés esperando
para ver cuando es el momento.

Te he pedido mil veces perdón
y por respuesta encontré yo el silencio.
Te he pedido mil veces perdón
por no haber visto en ti el amor
y dudar sin tener un motivo, sin tener yo razón.
Ese fue mi error, mi pecado, mi equivocación.

Sigues siendo para mi invisible,
pero yo te veo.
Y escucho tus pasos suaves 
y las caricias del aire en tu pelo, 
los latidos de tu corazón, 
las voces de tus pensamientos. 

Yo escucho la voz callada de tu corazón 
que me dice que aún me sigues queriendo.

Tú para mí no eres invisible, 
porque yo cada día te veo.
Y escucho tus pasos tranquilos 
muy cerca de mí, en cada momento.
Y siento tus suaves labios posarse 
sobre mis labios abiertos.
Y siento tus brazos abrazarme,
siento la ternura que hay en ti,
siento el calor de tu cuerpo.

Volveré a verte como antes te veía
Volveré a quererte como te sigo queriendo.
Volveré a tenerte, a tenerte para siempre.
Volveré a abrazarte como si fuese la primera vez, 
temblaré como un niño a sentir sobre mí tu piel.
Acariciaré tu melena y entre mis dedos la dejare correr.
Nunca jamás tendré que volver a imaginarte, 
nunca más tendré que volver soñarte, 
nunca más de ti me apartaré.

Siempre, siempre con mis ojos yo te veré.

No hay comentarios: