5 oct. 2015

VIENTO DE OESTE

VIENTO DE PONIENTE.

Sopla la brisa que poco a poco 
se torna en viento, 
viento del Oeste que trae sobre sus alas 
olor a fuego, a mar bravío, 
a nieves ausentes en el destierro, 
a ardientes fuegos de los desiertos 
y a sudores de cuerpos muertos.

El viento sueña entre nubes 
que sobre el mar se ciernen 
y cubren a los veleros. 

Vientos y nubes que aprisionan 
los corazones 
de marineros valientes y fuertes.

El viento viene y se desliza 
en las horas de la noche negra, 
el viento que nos murmura 
es del Poniente, maduro y fuerte.

En las noches de plenilunio, 
en esas noches en que los vientos 
sueñan y duermen, 
un mar tranquilo que no se mueve.
Son; esas las noches que uno siente 
que él, el viento nunca duerme.

Noche con vientos de Poniente, 
viento muy fiero, fuerte, violento 
y pendenciero.
Él es el viento, él es heraldo de la Catrina,
la Segadora, la fiel Llorona.
Ella es; la que siempre llega
a su hora exacta. Ella es, la Muerte.

Noche, día, mar y viento. 
Viento de Poniente fuerte y violento 
que en sus alas trae los aromas 
y los recados de allende mares 
tierras lejanas donde él nace
y lo abandona para ser un vagabundo
un trotamundos de mar y tierra.

Entre sus alas, transporta sueños 
de noches densas, tierras extrañas 
y las palabras de extranjeros,
que duermen y sueñan en las
mañanas donde el sol se pierde y baña 
en tibias aguas de lindas playas.

1 comentario:

Eva Margarita Escobar Sierra dijo...

Querido amigo:

¡Que hermosa poesía has escrito! En ella hay ternura, sueños, nostalgia, miedos.

Pero también, dulzura. ¡Cómo me agrada, encontrarla en tus versos! Como me agrada saber que sueñas. También encuentro en ella, un dejo de tristeza, de melancolía.

Pero recuerda siempre: Que hoy, es el primer día de lo que resta de nuestra vida. Hoy, es el principio, no el fin.

Tu amiga de siempre, Un gran abrazo Eva.

Que linda te ha quedado con ese tipo de letra. Es muy elegante. Aplausos.