18 mar. 2007

DÉJAME SOÑARTE

DÉJAME SOÑARTE.
Déjame que en mi sueño yo,
con mis torpes y nerviosas manos
recorra tu prohibido cuerpo.
Déjame que te sueñe,
y en ese mi soñar,
escribir la historia
de lo que pudo ser
quererte y adorarte.
Déjame amarte en mi sueño
ya que nunca despierto a ti
me dejas acercarme.
Entraste en mi vida sin llamarte.
Yo jamás te busqué,
pero en mi entraste
y cual huracán que todo
lo arrasa y lo destruye
turbaste mi solitaria paz
encendiste mi incauto corazón.
Y todo para nada,
nunca jamás me dejaste
que mi amor a ti, te declara.
De ti me enamore,
con la mirada,
te quise y te quiero
y nunca más yo
podré de mi jamás echarte.
Te veo caminar a mi lado
sin siquiera mirarme,
caminas indiferentes,
ajena, en la distancia.
Yo que nunca quise
mi vida complicarme.
Yo que vivía ajeno a todo
lo que fuese amor,
y enamorarse.
Caí en tu tela de araña
que sabe enredarse,
que nunca ya te suelta,
que nunca quiere
que su presa se escape.
Y todo te lo di:
De mi corazón te di,
la parte importante.
Me quede con lo mínimo
para seguir viviendo,
para poder en silencio
amarte y adorarte
y cuando me tenías a tus pies,
te fuiste, me dejaste...
Nunca jamás;
hacia atrás nunca miraste,
y jamás recogiste los pedazos
de mi corazón roto
que tú escacharraste.
Amor solo uno en la vida tuve,
solo uno y nunca quiso amarme.
Por eso yo te pido,
que aunque tú no me ames
al menos déjame;
déjame al menos poder
en sueño amarte y soñarte.

No hay comentarios: