29 mar. 2007

EL CAMINO ESE SER DESCONOCIDO CAPITULO II



EL CAMINO ESE SER DESCONOCIDO 
CAPITULO II
El Camino nunca tiene sed;
y aunque el agua su gran amiga,
corre casi siempre junto a él,
incluso muchas veces utiliza
al mismo Camino como cauce.
El Camino sacia su ardiente sed,
con las gotas de sudor de los caminantes.
El Camino jamás tiene hambre,
el Camino se alimenta con los pensamientos
y la ideas de los que por él caminan
y con él comparten, sus ilusiones,
sus penas y alegrías, sus proyectos y fracasos.
En definitiva, de aquel caminante
que con el Camino todo lo comparte.
El Camino no está alegre o triste, no canta ni llora, no...
El Camino está alegre, si tú caminante estas alegre.
El Camino está triste, si tú que por el camino vas estas triste.
El Camino llora, si tú que dejas tus huellas en el sendero estas llorando.
El Camino está siempre en el mismo estado anímico que tú estés.
El Camino jamás camina.
Eres tú el que llevas al Camino de un lugar a otro.
El Camino siempre está a tú entera disposición.
El Camino no tiene domicilio fijo, es un nómada.
Pero al no tener domicilio fijo,
cada lugar, cada recodo del sendero, etc. es su morada.
El Camino jamás se detiene en lugar alguno.
Camina sin parar, sus pasos son cortos y pausados
para no despertar al polvo del sendero.
Sus pasos son silenciosos para no molestar,
ni asustar a las aves, animales e insectos
que viven y anidan junto al sendero.
Sus botas, las posa sobre la tierra
con mucho cuidado para que sus suelas,
no pisen sobre ningún ser vivo.
El Camino, ama y respeta a la Naturaleza.
El Camino siempre va de Este a Oeste
y en su caminar acompaña al sol en su jornada.
Cuando el sol se marcha; el Camino jamás
se queda solo; habla con la luna, los luceros y las estrellas.

El Camino conoce cada lucero y estrella por su nombre
y sabe además a que galaxia pertenece cada una de ellas.
El Camino siempre recuerda a cada caminante
y lo citará por su nombre al referirse a él.
Jamás se olvida del que un día entra en el sendero
y hace del Camino su amigo y confidente.
El Camino siempre es amigo de sus amigos
y nunca jamás le falla. Nunca se molestará por nada,
ni tampoco jamás se enfadará.
El Camino es el amigo perfecto.
Acude sin llamarlo cuando se le necesita
y solo acude a las celebraciones
cuando se le llama.
                                                    

No hay comentarios: