20 ago. 2007

Espiga de Romanillos de Medinaceli 2007

Un lugar cualquiera de Soria. Aunque este lugar, no lo es. Matute de Almazán.

CAMPOS DE SORIA.
(Soria y el caminante)


I

Hoy Soria yo quiero cantarte
desde mi corazón de caminante.
Quiero cantar a tu tierra gris,
ingrata y dura.
Quiero cantar a tus bosques
de robles y de pinos.
A tus vegas cubiertas de verde hierba
y dorados trigos de dulzura.
Quiero cantar a esos altozanos
elevados en tus llanuras.
Oteros de castillos y fortalezas
coronados.
Quiero cantar a tus planicies verdes;
de cereal sembrados.

Hoy Soria quiero cantar a tus campos;
en tus abriles de cielos enladrillados.
A tus veranos ardientes que resecan tu rostro.
A tus inviernos blancos y fríos de la estepa.
A tus otoños en que te ocultas tras sus nieblas.

II

Hoy Soria quiero que me muestres,
tus ríos y castillos entre peñas.
Tus pinos erectos y esbeltos
que cubren las laderas de tus sierras.

Hoy Soria quiero cantar;
a los hombres de tus campos,
aquellos que roturan tu corteza.
Aquellos que trazan en ti surcos,
tan derechos que al infinito llevan.
Esos hombres del campo
que con mimo,
sus semillas en ti entierran.

A la lluvia que riega tus campos,
a los vientos que orean tus tierras,
al sol que madura tus frutos.
Todos juntos;
curten la piel del que de ti se alimenta.

III

Soria eres;
tus campos cubiertos de tomillos,
lavanda, el espliego y las junqueras.
Eres;
tus cielos azules en el que vuela
el águila que anida entre tus peñas.
Eres;
tus campos dejados en barbechos
donde pastan las merinas
y cantan las alondras
que al nuevo día despiertan.
Soria eres;
tus bosques donde crecen los pinos.
Soria eres;
tus pueblos fundados en historias
y leyendas.

IV

Soria espero que acojas al pobre caminante,
que andando en solitario,
recorre los senderos de tus tierras.
Son tus tierras y campos castellanos,
los que a su corazón le dan la fuerza.
Y es el sol de cada día que sale por el Este,
la lluvia bondadosa que tus campos riega,
el viento que tañe el arpa en la alameda.
Ellos son: la sangre que corre por tus venas.

2 comentarios:

Dant dijo...

Desde luego, tus poesías son verdaderamente buenas, fáciles de leer y en las que se ve tu amor por la naturaleza y el senderismo. Admiro tu facilidad poética, de verdad. Me he leído un par de ellas y seguiré leyendo y comentando de vez en cuando. Te invito, además, a pasar a mi blog de "viajemos por mis viajes" el cual comparto ahora con dos amigos senderistas más que publican en él. Te invito a pasar y a dejar tus comentarios si así lo deseas.

Un saludo afectuoso

Antonio Rodríguez dijo...

Visito con frecuencia tus blog, incluso los tengo enlazados.
En estos momento me encuentro en Villafranca del Bierzo en el Camino de Santiago.
Espero seguir en contacto contigo y con vuestras actividades.
Un abrazo.