25 nov. 2007

LOS CORAZONES AUSENTES. (Valladolid y sus hijos)

Poesía dedicada a todos los pucelanos que por diferentes razones viven muy lejos de su tierra: Los corazones ausentes.


CAMINO VALLADOLID Y SUS HIJOS. LOS CORAZONES AUSENTES.
Señoras y señores los del jurado
y todos los aquí presentes,
sepan ustedes perdonar.
Pues yo no tengo el saber,
ni soy juglar ni poeta,
soy solamente un cantor
que le canto a esta tierra.
A esta tierra castellana,
cuna de reyes y reinas,
cuna de sabios y ricos,
cuna; de historias y de leyendas,
cuna de gente sencilla,
gente; que añoran su tierra.
Valladolid;
 

Hoy yo no quiero cantar,
ni a tus pueblos, ni a tus puentes,
ni a esos campos tan floridos
que tú en primavera sientes.
Tampoco quiero cantar
a esas tus tierras tan fértiles,
ni tampoco a tus palacios
con sus blasones presentes.
Hoy Valladolid yo quiero.
Quiero; sólo cantar a tu gente.
Gente honrada y noble,
emprendedora y vehemente.
Gente soñadora y poeta,
ilustrada y sapiente.
Gente, Valladolid; esa gente;
tu buena gente.
Gente honrada que labora,
sólo; gente, buena gente.
Yo quiero cantar hoy Valladolid;
a esa otra buena gente.
La que tuvo que emigrar
y en ti dejaron ausentes:
pueblos, casas y familias,
unas tierras sin sembrar...
Ellos; Los Corazones Ausentes.
Gente llana del campo,
que se marcharon muy lejos.
Lejos; para hacerte a ti Pucela;
hacerte aquí hoy, presente.
Gente que tiene dos patrias,
una lejana; la que está aquí presente.
La otra; la que les acogió
y en ella viven el presente.
Gente que viven y laboran
aquí; tan lejos de ti.
Teniéndote;
Valladolid tan presente.
 

Recuerda Valladolid;
tú castellano de siempre,
que hay otras muchas Pucelas
de tus fronteras allende.
Pucelas nuevas Pucelas,
la que fundaron tus hijos;
Los Corazones Ausentes.
Valladolid es Pucela,
pero ambas solo es una
y esa una es; su gente,
Los Corazones Ausentes.
Recuerdos.
Recuerdos sobre recuerdos,
recuerdos siempre presentes.
Recuerdos y añoranzas
de los que se encuentran lejos:
Los Corazones Ausentes.
Lejos de esa su patria,
esa, su patria de siempre.
Aquella que los vio nacer,
de la que están tan ausentes.
Recuerdos y añoranza
para nunca olvidarla
y tenerla muy presente.
Añoranza de sus campos,
de sus ríos y sus fuentes.
Fuentes que aplacan la sed,
esa sed suya ardiente.
Añoranza, de sus pueblos y aldeas,
de sus fiestas y su gente.
 

Valladolid tiene;
como saben los presentes.
Tiene castillos e iglesias,
catedrales florecientes.
Tiene ciudades y pueblos,
ríos, pinares y fuentes.
Tiene industria pesada.
Pero lo más importante es;
sin duda alguna; Su gente.
Valladolid es Pucela,
pero ambas no son nada
si no fuese por vosotros,
por vosotros buenas gentes.
Los Corazones Ausentes.

No hay comentarios: