19 mar. 2008

LUNAS CLARAS, NOCHES NEGRAS.


LUNAS CLARAS, NOCHES NEGRAS.
Lunas claras en noches negras.
Noches en que se esconde la luna
y despiertan las tinieblas.
Donde se duermen los sueños,
y las pasiones despiertan
donde emergen las lujurias
y se ocultan las perezas.

Noches de invierno;
noches largas,
noches que no tienen fin.
Noches infinitas
que nos parecen eternas.

Noches de primaveras;
noches aquietadas y tensas.
Noches, en las que la luna sale,
en las que crecen las hierbas.
Noches en que las flores dormidas,
despiertan las primaveras.

Noches dulces,
noches de sopor serenas,
noches de amor y dulzura.
Noches infinitas y eternas.

Noches en que las primaveras
hablan de amores y sueñan.

Noches de estíos,
cortas noches de modorra.
Noches pesadas y densas.
Noches en que a la grupa de la brisa
cabalgan las fragancias del romero
los aromas del azahar y el jazmín,
y el olor a madreselva.

Noches de veranos ardientes,
noches de amores y fiestas.

Noches de otoño,
húmedas noches de boira densa,
noches de brumas viajeras.
Noches de vientos solanos
que hacen rilar las estrellas.

Noches de ilusión y amor.
Noche de amor y tristezas.
Noches largas melancólicas,
noches de negras tinieblas.
Todas ellas noches tristes,
pero todas ellas, noches bellas.

Noches, noches en que se siente
la muerte y la vida se crea en ellas.
Noches oscuras y negras, pero sea, como sea, noches hermosas y bellas.


No hay comentarios: