9 dic. 2008

ZORIONAK ETA URTE BERRI ON. FELIZ NAVIDAD Y PROSPERO 2009


La verdad es que es un poco seria y no llama a la fiesta, tampoco a celebrar la Navidad. Pero la verdad es que el horizonte que se abre ante nosotros para el 2009 no es de alegría ni de optimismo. Una crisis que, como siempre la pagaremos los pobres, un terrorismo que nos están diciendo que está en las ultimas pero que sigue matando, una violencia de género que cada día es mayor y más preocupantes, unas guerras y unas revueltas que traen más miseria y hambruna a los países pobres, un mar en el que cada día hay más tumbas anónimas de unos seres humanos que buscan el paraíso y se encuentran con la muerte entre las olas… Yo por principio no creo a los políticos cuando dicen, que todo va bien y que no pasa nada. Entonces tiemblo de miedo, pero ahora que todos dicen que se va a poner peor, la verdad es que ya no sé qué hacer. Ahora sí que los creo, pero sé que me están ocultando parte de la verdad, cual iceberg que solo enseña un parte muy pequeña de su tamaño la mayoría del mismo se oculta bajo las aguas. De esta manera son para mí los políticos, cuando hablan de la crisis a la que ellos, los bancos y los grandes capitales no han llevado. No es tiempo de felicidad y optimismo. Aunque sí creo que es tiempo de Navidad. Las hayas desnuda representan la crisis y el horizonte oscuro que se cierne ante los más desfavorecidos. Los árboles nevados son una alegoría a la esperanza.
TAMPOCO QUIZÁS ESTE AÑO EL NIÑO VENGA.

Un año más: nuestras calles y plazas se visten de luces,
los comercios y tiendas se llenan de cosas,
de cosas muy nuevas y bellas.
Las montañas visten su manto blanco
y en mi casa todo se alborota.
Es la Navidad que llama a mi puerta.

Pero quizás este año el Niño no venga.
Quizás, el Niño se quede llorando.
Llorando sus penas,
sus penas y también las nuestras penas.

Llorando, llorando por las muertes inútiles
de un terrorismo que no tiene ni pies ni cabeza.

Tal vez, se quede llorando,
por mujeres y hombres que sufren
en sus hogares la cruel violencia.

Llorando, llorando por el paro que trae
esta crisis. Crisis que dicen los ricos que es nuestra.
Una crisis que de vez en cuando nos “regalan”
los bancos y los poderosos
para sanear sus inmensas riquezas.

Tal vez este año se quede llorando,
en las tumbas anónimas que hay bajo el mar.
Tumbas que han dejado siniestras pateras.
Se quedará llorando por las muertes y hambrunas
que traen, las incruentas guerras.
Guerras que son; sueños de los gobernantes.
De políticos; que quieren entrar en la Historia.
Este año el Niño se queda llorando,
llorando por aquellas familias que rotas
no han sido capaz de darse el amor,
el perdón y la comprensión, unas a las otras.

Hombres y mujeres no permitáis;
que el Niño este año no venga.
Que en el Portal el pesebre se encuentre vacío
y cerradas sus puertas.

Protestemos, gritemos,
lleguemos a la desobediencia,
que en el mundo hay suficiente espacio
para todos y mucha riqueza.
Que la crisis la deben pagar
quienes se hacen más rico con ella.

Que el dialogo entre gobernantes se capaz
de abolir para siempre toda la violencia
Que en nuestros hogares exista el amor,
la comprensión y el dialogo y nunca jamás;
exista violencia.

Que no tenga nadie jamás que cruzar
de nuevo el mar en una patera.

Que las guerras y el terrorismo
en diálogo y paz se conviertan.

Y si somos capaces de que esto suceda.
En nuestro pesebre habrá siempre un Niño
y su Reino será; nuestras casas, ciudades y Tierra.

4 comentarios:

Josemari dijo...

Pese a todo... Feliz Navidad compañero.
Tienes un blog muy majo. Un abrazo Antonio.

Montse dijo...

Es verdad que en nuestro mundo el Niño llora, pero a pesar de todo, tenemos que recordar los momentos en que ese Niño rie, y encontrar el ánimo de demostrarnos los unos a los otros que también, ahora y siempre, hay motivos para no llorar.
Felices días de todo el año para ti, para Fuensanta y para todos.

Anónimo dijo...

Veamos ante todo, gracias a ambos por dejar vuestro comentario y a ambos y a vuestra familia y amigos Feliz Navidad.
Si el Niño llora, no es porque él tenga la culpa de nada, somos nosotros los que le hacemos llorar con nuestra forma de proceder. (especulaciones, mal reparto de las riquezas, no respeto a los derechos humanos, abusos de poder, mercado armas, para que se maten entre ellos a países con grandes riquezas naturales en el subsuelo para que la deuda exterior sea muy grande y de esta manera las grandes potencias ponen y quitan a los mandatarios de esos países para su propio beneficio, incluso iniciando las tan cruentas guerras civiles).
El Niño no tiene la culpa de nada. El nos creo libre y en esa libertad nos deja que tomemos la decisiones que queramos. Viendo estas decisiones, no tiene por menos que esta Navidad llorar con los parados, con los sin techos, con los niños que mueren por la hambruna provocada, con los que han perdido la vida cruzando el mar en patera, con los hijos que han perdido a sus madres a manos de los "hombres de la casa", con los presos de Guantanamo que muchos aún no saben el porque están en esa cárcel clandestina, llorando con las mujeres musulmanas que son castigadas a la dilapidación por eso, por ser mujer, etc. etc.
No tiene mucho porque reírse el Niño en Navidad, tampoco el querer venir a visitarnos ante tan poca solidaridad con los demás. Yo tampoco querría venir si fuese él.
Con todo ello yo pienso que los hombres aún podemos ser felices pues él nos dio todo lo que necesitamos para ello y mucho más. Además, con la capacidad que tiene la Naturaleza de auto-regeneración y a esto se le puede llamar Esperanza y es una amplia ventana para mirar a la sonrisa que puede llegar.
De todas forma en estas fiestas no utilicemos el "Feliz Navidad" como una muletilla sin sentido. La frase "Feliz Navidad" esta tan manoseada que ha perdido el brillo y significado tanto, como la palabra "Paz" de tanto usarla sin sentirlas de verdad.
SONRIAMOS Y MIREMOS HACIA EL FUTURO INTENTANDO QUE SEA DE VERDAD UNA FELIZ NAVIDAD

luz dijo...

Hola,por falta de tiempo no puedo pasarme tan amenudo como quisiera por tu bloog.
Gracias por pasarte por mi rinconcito, y dejarme tu felicitación, te me adelantaste.

Felices fiestas y prospero año nuevo, para ti también,que el año que esta apunto de comenzar te traiga, salud, dinero y amor, como dice una canción.

Mis mejores deseos para ti y los tuyos...
Un abrazo y muchos besos paisano.

Luz...