17 dic. 2011

LLUVIA, LAGRIMAS...



He visto llorar las nubes con lágrimas de lluvia que ríen, que lloran y a la vez cantan. Con lágrimas de lluvia que son a la vez dulce y también hay lluvias amargas.
Lluvia que bendice los campos, lluvia a la que se alaba y ensalza, lluvia a la que se bendice y se consagra.
Lluvia; lágrimas de un mundo triste, lágrimas que gritan, que ríen, que lloran, que cantan, que hablan...

Por qué lloran las nubes en los campos, por qué corren tan rápidas sus lágrimas, por qué son tan profundas, por qué son a veces casquivanas. 
Lágrimas que por profundas grietas del monte corriendo bajan y abren en él profundas heridas en sus fértiles entrañas, en lo más íntimo de la tierra sagrada.
Por qué, por qué lloran los árboles y mientras que ellos lloran, los arroyuelos cantan y corren desbocados por las laderas altas de los montes sagrados, de las viejas montañas.

He vistos derramar sus lágrimas a nubes muy negras sobre los campos verdes, sobre tierras aradas, sobre praderas limpias y sementeras llanas, sobre rastrojos secos, sobre los valles bajos y peñas escarpadas.

Por qué lloran las nubes si nadie las ofende, si nadie las enfada.
La lluvia es bendita cuando se la espera con ansia, cuando ella acude al escuchar los ruegos de una tierra que clama, una tierra sedienta, ardiente, agrietada y por sus poros secos su vida se le escapa.

He visto correr la lluvia en forma de torrente por las profundas cárcavas en las montañas altas.

La lluvia son las lágrimas benditas, de esas nubes negras y también de las blancas. Nubes que viven en un cielo azul y es su sangre la lluvia. Lluvia que al campo quiere y ama.

2 comentarios:

Eva Margarita Escobar Sierra dijo...

Hola Rodri: ¡Que hermosa es la lluvia!. Si, son lágrimas. Lloran por nosotros, cuando sonreímos y lloran con nosotros, cuando, se nos va el alma. La lluvia es algo tan nuestro. que no se distingue, cuando caminamos, si nos acaricia, u ocultan, que estamos llorando. Es linda la lluvia y son nuestras lágrimas...
Un gran abrazo de tu amiga de américa, Eva

Eva Margarita Escobar Sierra dijo...

Hola Rodri: ¡Que hermosa es la lluvia!. Si, son lágrimas. Lloran por nosotros, cuando sonreímos y lloran con nosotros, cuando, se nos va el alma. La lluvia es algo tan nuestro. que no se distingue, cuando caminamos, si nos acaricia, u ocultan, que estamos llorando. Es linda la lluvia y son nuestras lágrimas...
Un gran abrazo de tu amiga de américa, Eva