25 may. 2012

RECORDAR ES VIVIR DE NUEVO

  RECORDAD.

No oréis por mí, no vengáis a mi tumba de nuevo a orar,
no derraméis por mí una lágrima más.
Yo, solamente me fui a otro lugar
y aunque no me veáis yo estoy con vosotros
y os acompaño en cada paso que dais,
en cada camino que juntos holláis,
en cada lugar donde descansáis,
e incluso degusto el trago de vino
que vos degustáis.

Os he visto en la oscuridad,
a vosotros muy quedos llegar,
a escondida venir uno a uno a rezar.
No es bueno llorar y añorar, es mejor,
vivir, soñar, recordar…

Vos sabéis que me fui para no volver más
y que nunca jamás nada será igual,
por ello os quiero decir;
que no quiero que nada ni nadie tenga,
que por mí volver a llorar. Reír, gritar, soñar…

Y mañana cuando despertéis
y veáis que yo ya no estoy,
no tengáis miedo, que no pasa nada
que la vida sigue igual y como si nada,
que los días empiezan con otra mañana
y terminan cuando el sol se marcha
y vuestras noches son tibias y claras.

Recordad, que recordar es volver a vivir
de nuevo el tiempo pasado,
los días vividos, los sueños soñados.
Si recordáis nunca jamás envejeceremos
y estaremos muy juntos en cada recuerdo
y volveremos andar los caminos eternos
que juntos, muy juntos hemos caminados
y los días vividos y los ratos pasados.

No lloréis por mí y seguir soñando
y recordad, que recordar es vivir de nuevo
los tiempos que ya se marcharon
y que nunca jamás volvieron
que recordar es volver a andar
los pasos ya dados y los senderos
ya casi olvidados.

Y si un día muy tristes estáis
y pensáis que os he abandonado,
recordar que me fui solamente,
que me fui no muy lejos, me fui aquí al lado.
Yo me fui, mas no he marchado aún.

No lloréis por mí,
y recordad los ratos que juntos pasamos,
los tiempos vividos, los sueños soñados.
Recordar es hacer renacer a los que marcharon.
Recordar es vivir los sueños soñando.



No hay comentarios: