1 sept. 2012

RECORDANDO

 RECORDANDO UN PASADO

Miro atrás y el tiempo ha pasado.
Ha pasado sin darme tiempo a pensar 
que se me escapaba entre mis dedos abiertos 
y mis manos quedaron vacías faltas de recuerdos. 
Se me escaparon mis recuerdos sin 
darme tiempo para intentar retenerlos.

Miro atrás y tras mí solo encuentro el vacío 
que dejo el espacio en el tiempo, 
el sitio vacío está en mis recuerdos.
Un lugar que no es fácil el llenarlo 
cuando no sé, cómo paso el tiempo.

Recuerdo, mis pocos recuerdos 
son remembranzas de antaño, 
memorias de un niño de hace muchos años.
Recuerdos que sin yo quererlos están bien guardados.
Son esos recuerdos que aún no se han borrado, 
quizás sean los únicos que quizás merezcan 
tenerlos guardados.

Los recuerdos de ayer, de días cercanos, 
aunque yo los busque no puedo encontrarlos. 
Mi mente quizás, lo haya borrado. 
Quizás sean recuerdos que nunca han pasado, 
quizás esos tiempos no sean pasado, 
quizás no merezcan el ser recordado.

¿Por qué, yo solo recuerdo mis años de niño? 
Recuerdos felices de tan corto espacio.

Recuerdo a mi madre como me abrazaba,
con cuanto cariño a mí me mimaba.
Recuerdo aquella mujer tan buena y tan santa. 
Recuerdo a mi padre cuanto nos quería 
y como nos cuidaba. 
Recuerdo la escuela donde yo estudiaba 
y aquella niña de trenzas muy largas 
que siempre miraba hacia el pupitre 
donde me sentaba.
Recuerdo, aquellas peleas en las que yo estaba, 
de ellas conservo y llevo las marcas, 
de muchas piteras en mi cabellera que mi pelo tapan.
Recuerdo muchas escapadas mis baños en el río 
que vetado, para mí estaba.
Recuerdo aquellas tardes de verano eternas
mis largas escapadas, por montes, por ríos...
que más de un azote a mí me costaban.
Recuerdos de niños, recuerdos, recuerdos,
mi vida añorada

Después fui creciendo y los pantalones 
mis piernas tapaban, mis años de mozos, 
los bailes en las plazas y aquella chiquilla 
crecida ya estaba. 
Aquella muchacha a la que nunca dije;
lo guapa que estaba, cuánto me gustaba.

Me fui yo por el mundo a buscar mi vida 
lejos de mi casa y por encontrarla, 
perdí mis recuerdos y a cambio encontré 
muchas añoranzas.

Mi vida ha pasado, no sé cuándo fue, 
no sé cómo fue, solo yo sí sé;
que yo la pasé sin pena ni gloria lejos de mi casa. 
En ella deje, muchas ilusiones, promesas malogradas, 
amores callados faltos de esperanza.

Y ahora, cuando el tiempo ha pasado 
pretendo llenar el espacio dejado por años pasados
lejos de mi hogar, lejos de mi vida,  lejos de mi casa.
Un tiempo qué nunca sabré si lo he vivido o quizás 
fue; un tiempo que nunca jamás, quizás nunca, nunca, pasara.



1 comentario:

Eva Margarita Escobar Sierra dijo...

HOLA RODR:
COMO SIEMPRE... ESCRIBES MUY BIEN, SABES LLEGAR AL ALMA. SABES COMO TOCAR EL CORAZÓN DE LOS QUE TE LEEMOS Y ES NUESTRA INSPIRACIÓN PARA SEGUIR ESCRIBIENDO Y SEGUIR CONFIANDO EN LA VIDA.
UN ABRAZO, DE TU AMIGA, EVA