11 may. 2013

AMOR CIEGO




AMOR CIEGO.
Espero a que la tarde resbale por el horizonte 
que las sombras ocupen su espacio en las calles, 
que los vencejos conquisten el aire, 
que la brisa traiga el frescor y el aroma como cada tarde.
Espero, yo espero en la esquina de aquella calle.
Espero a que tú regreses; es tarde 
y espero impaciente que llegues. 
Espero que no vengas tardes.

El sol se oculto hace tiempo, 
la noche ocupó su espacio en las calles, 
las estrellas rilan en el cielo y la luna llena,
la luna llena es del cielo su estandarte.

Otra tarde que tú no has venidos, 
si lo haces, otra vez llegas tarde, 
otra noche que me quedo solo, 
solo paseando esperando encontrarte.

La noche es ya noche, 
los vencejos se fueron ya antes 
yo miro hacia aquella esquina 
donde hace tiempo debía encontrarte.
Más tú no has venido, ni pronto ni tarde, 
otra vez estoy solo, otra vez mañana, 
deberé una vez más perdonarte.

Y mañana cuando nos encontremos 
me dirás, me dirás que quizás te olvidaste, 
me pedirás mil veces perdón y yo, 
tendré, tendré que perdonarte.
Se muy bien que no debo hacerlo, 
que yo debo, yo debo olvidarte 
que quizás mañana mil veces 
me arrepienta de no alejarme.
……
Paso el tiempo y los años pasaron 
y nuestro amor fue un infierno
y de nuevo me encuentro solo, 
solo esperando que el tiempo no pase.

Ahora lo recuerdo, no debí esperarte 
y es lo que yo siento, que te sigo amando, 
te sigo esperando y amando en mis sueños.

Te sigo esperando donde te esperaba, 
cada tarde veo volar los vencejos 
cada tarde veo el sol que resbala 
por su tobogán por donde se escapa
y yo cada tarde paseo muy solo esperando,
esperando encontrarte una, una vez más, 
más tú nunca vienes, más tú cada día 
te retrasas y nuestra esquina, tu esquina
como siempre se encuentra vacía.

Lo que siento es que tú mañana, 
no me dirás, como antes lo hacías,
que te perdonara que olvidado habías.

El amor es ciego, el amor perdona,
el amor no, no sabe de engaños,
el amor ignora que llegabas tarde,
porque te olvidabas con otras personas,
el amor creía siempre en tus palabras. 

El amor, amor que yo te tenía
aún hoy te quiere como aquellos días
aún hoy te espera, como cada tarde
en nuestras esquina de la calle aquella.

1 comentario:

Eva Margarita Escobar Sierra dijo...

HOLA AMIGO: ¡POR FIN HE ENCONTRADO ESTA LINDA POESÍA. NO LA TENÍA. EN MI CARPETA (TU CARPETA) Y ADEMÁS, YO ESCRIBÍ UNA TAMBIÉN MUY LINDA, BASADA EN ESTA TUYA. QUE ES PRECIOSA.
PERO NO ME EXPLICO, NO TIENE MI COMENTARIO. SI ME GUSTO, SI LA UTILICE COMO REFERENCIA PARA ESCRIBIR UNA MÍA, ¿COMO NO LA COMENTE EN SU MOMENTO? ESTA, TUYA ES HERMOSA Y LA MÍA... ES LINDA...
COMO SIEMPRE UN ABRAZO DE TU AMIGA EVA. (DEBES TENER UN BAÚL, LLENO DE ABRAZOS. VOY A INVENTAR OTRA DESPEDIDA) CHOA AMIGO, EVA.