2 oct. 2013

MI MAR...



... ME MUESTRA TODO SU PODER Y FUERZA

Peinetas de espumas y estrellas lucen tus olas, 
de cielos azules, de luces de auroras, de polvo de estrellas 
y de caracolas. 
Penachos de espuma ellas enarbolan 
cada ola cruza mi bahía de costa a costa.
Tus olas han roto el terso espejo de plata y de oro 
dejando en el aire el rumor al trueno de los horizontes.
Las palmeras esbeltas que tiene mi playa 
se pliegan a los vientos y con ellos bailan, 
bailan el vals de Las Olas y lucen su talle, 
mostrando sus cuerpos que mecen al ritmo 
que marcan los aires.
La arena de la playa se peina con onduladas ondas 
que tú mar celoso las rompes e inmolas.
Tú tienes envidia del viento que la playa asea,
y tú con tus olas les roba su arena.

Entre el cielo y el mar vuelan gaviotas, 
recortan los vientos se posan en las olas, 
una vez y otras. Mirando están el mar 
embravecido esperan, 
esperan encontrar entre ola y ola 
restos de un navío que flotando vengan, 
restos de un naufragio que ha sucedido, 
en lejanos mares junto islas que tú que nunca has visto.

Mi rada y mi mar sueñan, sueñan 
con un velero que busque abrigo en la cala esta, 
sueñan con sus marineros morenos y rudos
que tienen amores en mares perdidos,
puertos olvidados, islas deseadas,
continentes inmensos y pueblos olvidados.

Mi mar impasible me muestra toda su fiereza 
y con su violencia estrella sus olas en las rocas muertas. 
El Poniente ajeno sopla y sopla impasibles 
bailando muy junto con velas y palmeras.


No hay comentarios: