17 ene. 2015

TORMENTA

TARDE DE TORMENTA
Las nubes en el horizonte hoy visten de negro, 
su algodón ayer, inocente y puro 
hoy amenazante muy negro y oscuro. 

En el bruno cielo se ven destellos de cobre, 
son, suspiros del sol que las nubes cubren.
Por entre las ventanas de esos nubarrones 
se escapa algún rayo del sol de la tarde.

La tarde se hace noche y se ve en el aire 
restallar el látigo de luz y de bronce 
y en el ambiente se escuchan los sones
que atenazan con garras de hierro 
los fuertes y curtidos puros corazones.  

El aire se llena de olor a tierra mojada,
que derramada lluvia la moja y empapa.
Olores a tierra mojada son dulces aromas, 
olores nostálgicos que alegran las mentes. 
Recuerdos del niño que junto a nos vive.

Los árboles han vuelto sus hojas al viento 
quizás pretendiendo poder evitar 
que el fuerte viento cargado 
con gotas de lluvia 
de esta tormenta los pueda dañar.

El sol y la lluvia se mezclan en aire 
y las mariposas dejan de volar 
sus frágiles alas de cera de abeja 
que fueron pintadas con polvos de hada 
con la fina lluvia se pueden dañar.

Los campos vacíos, solo el olivar,
la lluvia y el viento los cruzan al pasar, 
las altas montañas han sido borradas 
por el cortinaje de este temporal.
Las calles están solas, lloran las canales 
suenan los tambores en el ventanal
y el viento silbando se aleja ligero
cruzando los campos sin mirar atrás.

La tarde se aleja junto a la tormenta, 
las aves dejaron ya de navegar 
se ocultan y protegen entre la floresta 
de los altos álamos y de olivos viejos
y en las duras ramas del denso encinar.
El río hasta ahora sereno, casi seco 
ruge y amenaza cual fiera que está sin domar.

La fuerte tormenta abandona el valle, 
cruza la montaña dejando atrás si 
un ambiente limpio de tierra mojada
brillantes los frutos del vasto olivar.
un cielo azul con nubes de plumas 
de cebados gansos que quieren jugar.

Entre tú y yo también han pasado 
las duras tormentas que hay que capear,
que también dejaron entre nuestro campo
y en nuestro ambiente, un amor más limpio,
lavado y sereno y un campo más fértil 
para poder sembrar.

No hay comentarios: