17 ene. 2016

ES DIFICIL CONTAR...

...LOS SUEÑOS JAMÁS LOGRADOS.
Dicen que es difícil contar un sueño, 
que es imposible plasmar los sueños
en los renglones de un cuaderno, 
de un diario e imposible volver a soñarlo.

Dicen que cuando sueñan 
siempre olvidan lo que han soñado,
jamás recuerdan cuando despiertan 
lo que en su dormir ellos soñaron.

Que ellos vivieron en un mundo nuevo,
un mundo nuevo, que ellos crearon,
y lo crearon tan solo en sus sueños 
cuando soñaron.

Dicen que a esto lo llaman; 
Sueños perdidos. 
Sueños ajados. 
Sueños, tan solo sueños.
Sueños olvidados.

Yo, si yo, siempre recuerdo todos mis sueños, 
si yo, siempre recuerdo esos sueños 
que yo he soñado y me permito,
narrar mis sueños en mi diario.

Sí, todos mis sueños que se olvidaron 
están escritos en mi diario, 
donde tranquilos esperan a que los lea 
en esas tardes tristes de invierno 
en que yo no salgo, pues llueve o nieva.

Sí, yo recuerdo todos mis sueños jamás logrados, 
todos mis sueños están escritos, están contados, 
están leído y ya por ultimo casi olvidados.

No, no es difícil recordar sueños,
no, no es difícil narrarlos en un diario, 
no, no es difícil contar mis sueños interminados. 
Lo que es difícil que uno solo de estos mis sueños 
se hayan logrado.

Cuando los leo en mi diario, 
en cada uno de ellos veo,
veo que el tiempo, 
mi tiempo se va agotando.
Cada uno de esos mis sueños 
marcan un tiempo ya obsoleto, 
un tiempo ya muy lejano
que ya vivimos y no aprovechamos.

Los sueños, mis sueños 
con el paso del tiempo 
van cambiando.

Mañana quizás mañana, 
si, tal vez mañana 
quizás yo queme ese diario, 
donde se esconden mis viejos sueños 
mis viejos sueños tan empolvados.

1 comentario:

Eva Margarita Escobar Sierra dijo...

Querido amigo:
No pares de soñar. Deja que tus sueños viejos mueran tranquilos y sueña… sueños nuevos.
Construye, mundos diferentes. ¡Deja que tu imaginación vuele, que te lleve por el cielo! Que el universo sea pequeño. Para que tú, lo descubras.
Escribe sueños nuevos en tu diario nuevo. Recuerda… que cada nuevo día es el primero de lo que resta de tu vida. Sueña… y no dejes que nada ni nadie, ni nada, te los roben.
Hermoso, querido amigo. Simplemente hermoso.
Un abrazo de tu amiga Eva