11 feb. 2016

VERSOS DE AMOR

A MI MUSA
Tengo que escribir unos versos 
que a ti te hablen de amor,
de alegrías, de ilusiones y de ensueños,
que destierren para siempre 
la tristeza y el dolor.

Unos versos bien rimados, 
con metáforas bonitas, 
con símil muy bien buscados, 
con rosas y florecillas 
de lindos y verdes prados
donde se funde la brisa 
con las gotas del roció
y el dulzor de una sonrisa.
Unas rosas del rosal 
del jardín de mis adentros 
con pétalos de terciopelo
y con colores de ensueños.
Unas rosas con aroma embriagador
que con solo el olerlas 
tú sepas que son; Las rosas 
del rosal de nuestro amor.

He empezado a escribirlos 
y de un verso no he pasado,
es tanto el amor que siento 
que no sé cómo expresarlo 
con mi corto entendimiento,
y no quiero; 
que con mis torpes palabras
y con las ansias de amor,
no sepa a ti decirte yo,
la grandeza de mi amor.

Te amo, te amo tanto, 
que estás en todos mis sueños 
y no quiero despertarme 
para no romper el momento 
en que te estoy acariciando
y tú a mí me estás hablando,
quizás diciéndome un, te
quiero. 
No importa, si estoy soñando.

Si estoy en mi trabajo 
no me concentro en ello 
siempre en ti estoy pensado 
y el tiempo se me va en ello, 
me tienes como hechizado 
por el amor que te tengo.

Anoche te vi pasar 
por delante de mi puerta 
y no la he vuelto a cerrar 
no sea que tú un día vuelvas, 
por mi calle a pasar 
y no te pueda mirar.

La luna me dijo anoche 
que tú de mí no sabías, 
ni tú a mí me conocías 
y yo me puse a pensar 
lo que la luna decía.
Y decía la verdad.

Nunca jamás yo te hable, 
nunca nos dimos la mano, 
nunca contigo bailé, 
nunca juntos paseamos, 
porque nunca coincidimos
y nunca; uno al otro buscamos.

Solo sé que yo te amo 
como nadie a ti te amo 
y contigo sueño yo 
cada día, cada noche
de todos los días del año.

Tengo que vencer mi cortedad 
e intentar abordarte 
y decirte a ti sin más,
sí, decirte aunque sea sin mirarte 
que soy yo, el amor de tú verdad.

Los versos los escribiré 
cuando tú me digas sí 
y seas tú para mí 
la musa de mi pensar 
lo que tenga que escribir y, 
lo que quieras tú escuchar.


1 comentario:

Eva Margarita Escobar Sierra dijo...

Querido amigo:

Desapareces. Te pierdes. Pero cuando decides aparecer de nuevo, lo haces de tal manera, que arrasas.

De verdad, sin exagerar, no se encuentra la palabra adecuada para felicitarte, por tanta belleza, tanta ternura y al mismo tiempo tanta sencillez, para expresar y hablar de un sentimiento tan único, como es el amor.

En esta poesía se nota una entrega, total, pero también, una renuncia ante las circunstancias, que demuestran la grandeza de un lindo y puro sentimiento. Del cual, se tiene la certeza de su existencia y pero solo se espera, se sueña y nada más.

Cada vez, escribes más hermoso y cada vez, se aprende más de ti.

Un gran abrazo de tu amiga de siempre Eva.