1 abr. 2016

MI PRIMER AMOR DE ...

...PRIMAVERA.
Nunca pretendí buscar el amor 
siempre yo pensé que vendría a mí 
cuando él quisiera y cerca pasara.

Por ello que nunca lo busqué 
ni intenté, encontrarlo, ni lo deseé.

El amor es listo, el amor es sabio 
y llega a tu puerta sin que tú le llames, 
sin que tú le busques y sin esperarlo.

Mi primer amor llegó hasta mí 
un día de mayo, 
siendo yo un muchacho.

Llegó a la sombra de un lindo 
y frondoso manzano.

Era un día radiante, 
era primavera en cada flor, 
en cada árbol, en cada arroyo, 
en cada prado, en cada monte, 
en los montes altos y los más cercanos. 
Cantan los pájaros, zumban los insectos, 
y las mariposas con sus torpes vuelos, 
las exóticas libélulas posadas 
en los juncos cerca del arroyo.
Era la primavera que había llegado.

Era yo un imberbe, 
tan solo, era yo un muchacho.
Subido yo estaba en aquel manzano 
intentado coger un nido 
que un jilguero entre unas ramas 
había colocado.

Ya estaba muy cerca, 
ya lo tenía a mano, 
cuando se rompió la rama 
de aquel manzano 
y caí al suelo del verde prado.

Me dolía el cuerpo, me dolían las manos, 
y me dolía mucho, uno de mis brazos.

Una niña linda que estaba 
muy cerca jugando 
se acercó a mí y me dio su mano 
para levantarme y me pregunto, 
qué me había pasado.

Se me fue el dolor con aquel contacto, 
mirando sus ojos, mirando sus labios, 
mirando su cara redonda, 
su lindos cabellos rubios y ondulados.

No me dolía nada, estaba atontado, 
aquella visión me había curado.

Apenas si pude pronunciar palabra, 
creo que le di, que le di las gracias 
y salí corriendo buscando mi casa.

Busqué a esa niña cada día, 
no volví a encontrarla, 
yo soñé con ella, con su lindos ojos
con su piel suave, con su cara bella.  
Con el paso del tiempo olvide su cara,
pero no de ella.

No sé si es amor lo que a mí me pasa 
y si no lo es tengo la esperanza 
de volver a verla, de poder hablarla, 
de salir con ella y enamorarla.
Pero el amor no quiso que yo la encontrara.

Este fue, mi primer amor 
aunque ella nunca, 
nunca supo nada.
Mi amor de la infancia.

No hay comentarios: