22 dic. 2016

EL PINTOR QUE QUERÍA PINTAR...


...LA BELLEZA Y LOS SUEÑOS.
Un día el pintor que quería pintar los sueños 
se decidió a pintar, de los sueños sus momentos.
Y tomó de su estudio su caballete de ensueño, 
sus pinceles más ligeros hechos, con cabellos 
de cometas y los rayos de un lucero.
Y completó su paleta de colores con los tonos 
más perfectos,
de colores que fabrica, con esencia de los sueños. 
Y se subió caminando a lo alto de un otero, 
decidido a pintar el despertar de los sueños.

Contempló el horizonte lejano donde se une 
la tierra con el azul de los cielos,
descubrió que la unión del sol y las nubes,
de la tierra y del cielo era del todo perfecto.
Tomó el pincel entre sus dedos, 
tensó en el bastidor su lienzo, 
cogió su paleta de colores,
se puso frente al lienzo y se dispuso a pintar 
la perfección del momento de aquel sueño.

Sus manos y sus pinceles, sus colores y su lienzo 
no supieron recoger la belleza del momento.
Dejó manchado el lienzo y el momento se esfumó
todo quedó en un recuerdo.

La luz todo lo inundó y el momento fue otro sueño, 
el sol era el rey del cielo, las blancas nubes su corte, 
la tierra el jardín más bello, 
los ríos, bosques, praderas, las montañas y los valles 
son; de ese lindo jardín el complemento perfecto.
Y el pintor trato de nuevo reflejar aquel momento 
en su lienzo inmaculado y tenso.
Tan solo él consiguió, emborronar lo perfecto.

Y pasó otro momento. 
Llegó el momento del adiós, el sol se iba cayendo 
acompañado de nubes que de oro se volvieron. 
La estampa emociono al pintor, le llego al corazón
he intentó captar la beldad de aquel momento 
y no encontró en su paleta colores de luz y fuego.

La noche se hizo dueña de la tierra y del cielo 
y se hizo acompañar por la luna las estrellas 
los cometas los luceros y del más denso silencio.

De nuevo el pintor, que quiere pintar los sueños 
intentaba recoger para sí, la belleza del momento 
pero no lo pudo hacer, ya no tenía más lienzo.
Y se sentó en el suelo contemplando ese momento
que es tan bello y tan perfecto y pensó;
Que es casi imposible el pintar la belleza natural 
y los sueños pasajeros.

No hay comentarios: