2 jun. 2008

SE NOS ESCAPÓ LA NOCHE


SE NOS ESCAPÓ LA NOCHE ESCONDIDA

Se nos escapó la noche
escondida
en los pliegues de un reloj.
Se marchó;
jugando al escondite
con los rayitos del sol.
Las calles aún vacías.
El sereno se marchó
al dar las siete en punto
y el farol de aquella esquina
hace tiempo se apagó.
Una sombra se desliza
de un balcón a otro balcón.
Se oculta, de las miradas extrañas
y de los rayos del sol.
La camisa lleva puesta
sin abrocharla un botón.
Un visillo se descorre
y se abre un mirador,
para que entre muy dentro
el primer rayo del sol.
Se nos escapó la noche
escondida en los pliegues de un reloj.

No hay comentarios: