19 ene. 2009

TU SONRISA ES CASCABEL

Estos versos están dedicados a una joven y alegre amiga que aunque hace poco que la conocí cada día me regala con su sincera amistad. Quizás ella no se vea reflejada en estos sencillos y humildes versos. Quizás piense que ella no es así. Y tal vez tenga razón. Mi vista está cansada, aunque yo cuando escribo para alguien nunca miro con mis ojos lo que escribo es lo que ve mi corazón. Mi corazón de esta manera la ve y espero que aunque no se vea reflejada en los versos, por los menos no le importe que esa sea la imagen que yo tengo de ella. TU SONRISA ES CASCABEL


Es tu risa un cascabel
que ríe cada mañana
anunciando un nuevo día
y la luz de la esperanza.

Eres tú la florecilla
que en los bordes del camino
y en la cima de las montañas
redimes de su cansancio
al caminante que pasa.
Eres tú ese riachuelo que canta
cuando transporta su agua
y le presta su frescor
al peregrino que pasa.

Eres tú; alegre cual cascabeles
que lucen, las monturas jerezanas.
Campanillas que alegran con su reír
la sutil brisa del alba.

Sonrisa alegre y sana.
Mirada limpia y clara.
Pasó firme y sereno
en él reflejas;
tu serenidad y tu calma.

Eres la rosa prendida
de un rosal de la alcazaba.

Rosa; que destila aromas
de embriagadoras fragancias
que emanan del corazón
y se refugian en el alma.

Es tú risa la esencia
de la claridad del alba,
la alegría de vivir
y la nieve en la montaña.

Eres fragancia de la verdad,
Eres el sosiego y la calma.
Es tu mirada la luz,
que cautiva a la mañana.
Aroma, fragancia, esencia
que solo las rosas bellas
son capaces de exhalarlas.

El rosal que te engendro
por espinas; tiene gotas de rocío
y copos de nieve blanca.
Gotas y copos que son:
las lágrimas de la escarcha
de las gélidas madrugadas.

No hay comentarios: