6 mar. 2010

SOLEDADES Y SILENCIOS

Ermita del Buen Acuerdo. Gallocanta
San Pedro. Las Cuerlas




LA MARAÑA.

Hoy lloran las campanas
de una ermita solitaria
que duerme sobre un otero,
y mirando al horizonte,
medita en el silencio
de las tardes soleadas.
Las campanas lloran y lloran
y lloran sin derramar una lágrima
su corazón es de bronce
y su alma de badana.

El tortuoso camino
que se acerca a la montaña,
camina hacia la ermita
solitaria, entronizada
en lo alto de una loma
donde los vientos espantan
soledades y silencios
de las almas solitarias.
Donde tormentas atruenan
a las almas torturadas,
y sus rayos iluminan
senderos de esperanza.
La lluvia que traen las nubes
lava, de corazones de plata
los temores y pesadillas
que atormentan a sus almas.

Por las noches;
cuando el sol se desbarranca
por el quebrado horizonte
donde la tierra se acaba,
la ermita se queda sola
y escucha jugar al viento
con sus sonoras campanas
para despertar a los búhos,
a las lechuzas, al autillo, a la cáraba...
que duermen en las tinieblas
de corazones y almas.

Es la ermita la metáfora
de soledades del alma
que tenemos lo humanos
pensando que no nos aman.
Soledades, desamores,
silencios que nunca callan,
voces que gritan al viento,
vientos; que a las nieblas espantan.

Hoy de nuevo yo he pasado
por la senda, de la ermita solitaria
y en su aura he visto yo
que están prendidas las almas
de las personas que viven
soledades, desamores y silencios,
en que ellas mismas se atrapan.

Dejad que grite el silencio,
con él; las soledades se marchan,
Que la maraña no atrape,
tus penas desconsoladas.

Que el silencio es silencio
si eres tú el que se calla.
Que la soledad es desierto,
solo si tú; en él te reencarnas.

Ermita de Santa Cruz. Tormos
San Pedro. Las Cuerlas.

No hay comentarios: