6 nov. 2011

LA FRUSTRACIÓN DE UN POETA

Yo quise, quise, quise...
Lo intenté, pero jamás lo pude yo conseguir.
Intenté cambiar un átomo de este mundo
para hacer que la gente fuese un poquito más feliz. 
Pero no lo conseguí.
 

Creí poder levantar en un pequeño rincón de este mundo, un pequeño Edén donde vivir un poquito más feliz. 
Pero no lo conseguí.

Pensé que a falta de Paraíso un Purgatorio era la mejor opción, ya que si no es la Gloria, el Averno, es un poquito peor. 
Pero ni siquiera esto, fui capaz de conseguir

Abandono, no tengo fuerzas, también me falta motivación y carezco del valor. Yo no soy ningún profeta, ni siquiera un luchador, ni tengo el corazón y el alma para seguir intentando el cambiar este mundo por otro un poquito mejor.
Quise que saliese cada día un nuevo sol. Y fue el sol, y salió. Pero aunque yo lo creí. El sol salió; mas no lo hizo por mí.

Quise cambiar las cosas y hacerlas un poquitito mejor y muchas cosas cambiaron y aunque yo me lo creí. Las cosas han cambiado; mas no lo hicieron por mí.

Quise haceros, un poquito más feliz y yo creo que lo fuisteis. Y si de verdad lo fuisteis. Sé muy bien, que no lo fuisteis por mí. 
Yo quise, quise, quise...
Pero aunque yo lo pretend
í, jamás yo; lo conseguí.

NOTA: Dedicada a todos aquellos, (que desgraciadamente son muchos) que se han sentido defraudados por mí. Lo siento.

No hay comentarios: