29 jun. 2012

GAVIOTA HERIDA II

DESENGAÑO

Sentado en mí atalaya contemplaba yo mi mar, 
en ese espejo infinito, sus olas vienen y van, 
a lo lejos un velero que navega, caza brisas al pasar 
y se ciñe a los vientos para poder avanzar, 
un delfín que salta y juega, juega solo por jugar, 
unas veces en el aire otras, bajo las aguas del mar.

Tranquilo y embelesado contemplaba yo mi mar, 
bajo la sombra de un pino al borde del peñascal.
Sentado sobre una roca embelesado mirar
pensando muy apenado en un amor incapaz.

A lo lejos una ola que quiere aparentar, 
para que otras la envidien rompe ella en alta mar,
su cresta se desparrama y su espuma se hace mar.
Ya se cansó el delfín de jugar y de jugar 
y se marcha él saltando hacia lo hondo del mar.

Sobre la cresta de una ola se va dejando llevar 
una gaviota linda hacia la orilla del mar.
Mi corazón dio un vuelco, del pecho quiso escapar, 
era esa gaviota, mi gaviota, la gaviota del mar.
El mar mece en su ola a la linda gaviota 
con mimo y suavidad 
y yo corro hacia ella, para poderla abrazar.

El mar celoso de mí, la ola corrio hacia el mar,
mar adentro, mar adentro, no la pude yo alcanzar.
Con los pies dentro del agua, oprimido el corazón, 
vi hacerse invisible a mi platónico amor.
Una vez más, el mar celoso y posesivo, 
de mí de nuevo la alejo, 
una vez más, a mis ojos la oculto.

Gaviota que no vuelas, gaviota amante del mar, 
mi inalcanzable amor. 
Tú, que te meces en las olas de este mar 
al que amamos tú y yo,
tú, que me dejas muy solo sin consuelo ni ilusión.
¿Dime gaviota linda, dónde  te encuentro yo?

La gaviota muy lejos, nunca mi voz escuchó
y sin mirar hacia la playa en el mar se adentró.

2 comentarios:

Eva Margarita Escobar Sierra dijo...

Hola Rodri:
Si, tienes razón. Tu gaviota, no es mi gaviota. La mía, es solo la creación de la imaginación de una mujer soñadora. Solo eso. Tu gaviota,se convirtió en mujer (como la mía,pero distinta). La conociste de lejos,no pudiste decirle lo que la estabas amando. La esperas y quieres saber de ella. A la mía, nadie la espera,nadie la ama,nadie quiere saber de ella. Sigue herida, enferma, y sueña, que las olas la lleven mar adentro, quizás, para morir. La mía, no esta curada.
Tienes la razón... No es la misma... Perdona que las hubiese unificado... Que creyera que era una. que era única.
Ojala, y de corazón, lo deseo, espero tu gaviota vuelva a ti. Mi sueño...Como es una creación mía, no volverá nunca. seguirá montada en una ola, para morir lejos y siempre sola.
¡Es hermosa la Gaviota II! ¡Muy hermosa!

Bueno... Mi POETA PREFERIDO,
Recibe un gran abrazo,de tu amiga, la aprendiz de poetisa,
Eva.
(Decirle a alguien que es un "GRAN POETA" "SON PALABRAS MAYORES" Pero tu, eres digno de llevar este título).

Rodriguezrodri dijo...

Existen muchas gaviotas, unas es-quivas, otras simpáticas y locuaces, otras heridas, otras chillonas, otras tímidas, otras… pero todas y cada unas de las gaviotas tienen su propia historia. Yo sé bien que tu gaviota y la mía viven cerca y se co-nocen, que saben una de la otra, de sus penas y de sus alegrías, de sus amores y de sus desengaños y si tu gaviota se fue mar adentro para dejarse morir de desamor, la mía se la llevó su enamorado el mar para que nadie pudiese hacerse ilusiones de conquistar su corazón. Espero y es mi deseo que el mar, ese mar que se llevo hacia lo más recóndito de él a mi gaviota, acoja y proteja a tu gaviota hasta que esté completamente curada de amor.
Como bien digo, mis versos son humildes uniones de palabras que al final intenta decir algo y quizás no siempre lo consigan, tus versos son, de un valor casi infinito. Gracias.
Rodri.