3 jul. 2012

LOS TIEMPOS QUE CORREN


UTOPIA

Hoy yo he contemplado cielos rasos y estrellados, 
mares en calma y espejados, corazones alegres 
y soles escarlatados.
He visto yo, gentes alegres, 
gentes que aún tienen ilusiones y sueños 
que esperan que se hagan realidades. 
Corazones henchidos por una inmensa alegría,
 por unas ganas de vivir, 
de vivir en plena felicidad.

He escuchado hoy canciones que hablan 
de una justicia que debiera ser ciega 
y sin embargo es ciega por que no ve las injusticia 
que se da en los pobre y en los más humilde de la tierra. 
Escuché canciones que hablan de un paz duradera, 
pero si no existe un justicia ciega, 
si existe hambre y corruptela, 
si los ricos son cada día más ricos 
y los pobres se hunden más y más en sus miserias, 
cómo se puede hablar de una paz duradera.

Hoy he oído reír a un niño en un hogar cualquiera, 
es esa, la sonrisa de ese y otros niños 
lo que a mí me devuelve la esperanza 
y mi corazón alegra.

Paraíso en esta ingrata tierra, 
utopías que realidad se hicieran. 
Sueños e ilusiones, quimeras 
que se hacen tangibles a quienes las crea
Esto es; lo que el alma de los hombres anhela.

Qué bonito es el mundo, 
ese mundo que uno sueña, 
donde no hay pobres ni ricos, 
para todos es igual la riqueza, 
donde no existe paz 
ya que no hay ni hubo, 
ni habrá jamás guerra, 
donde no hay llanto alguno 
y es que nunca hay 
ni habrá jamás tristeza. 
En este mi mundo, en él, 
existe la felicidad completa.

Hoy yo he mirado al cielo 
y lo vi lleno de estrellas 
y mire hacia el mar 
y en su espejo pude ver yo, 
mi quimera.

1 comentario:

Eva Margarita Escobar Sierra dijo...

Hola Rodri:

Soñemos con la igualdad, soñemos con la justicia, soñemos con que el mundo entero es bueno. Soñemos que Dios esta con nosotros. Soñamos...¡Llevemos consuelo, risas, alegría, amor a todas las criaturas de la creación y miremos siempre, en ellas, la imagen de Dios!

Soñemos... Que Dios existe en cada una de sus criaturas.
¡Eres un ser maravilloso! Me encanta conocerte, cada día un poquito más.

Un abrazo de tu amiga,
Eva