18 jun. 2012

YO SÉ...

YO SÉ PERDONAR


Yo sé que las primaveras llegan siempre a destiempo, 
que son tardas, perezosas, lentas, cual las yuntas 
que labran en los extensos barbechos.
 
Yo sé bien que las deseadas lluvias de los otoños inciertos, 
siempre llegan cuando nadie las espera, 
fuera, muy fuera de tiempo. 
Pues las besanas hace tiempo que se araron, 
con polvo y sin tempero.

Yo sé bien que el olvidó es injusto y a veces traicionero 
y aunque olvidar es humano y el perdón siempre es bueno. 
El perdón ha de ser voluntario, de corazón y sincero.
 Pero casi nunca son; el perdón y el olvido compañeros.

Yo sé que amar es un sentimiento que para sí lo queremos 
y que amar es difícil, difícil de conseguir ese amor limpio y sincero.
Amor significa darte, darte sin nada esperar, 
pues amar es entregarte sin pliegues a los demás, 
sin esperar que te amen por el hecho de tú amar.

Yo sé que el sol del otoño y el invierno es un sol muy especial, 
que se despierta muy tarde y muy pronto él se va.

Sé yo tantas, tantas cosas, que te podría contar, 
pero sé que tú no quieres, tú no quieres escuchar.

Yo siempre estoy a tu lado, más tú no sé dónde estás 
yo siempre estoy esperando y tú nunca has de llegar.

Mi perdón si es sincero y yo sé bien olvidar 
yo he sabido entregarme, a ti y a los demás, 
soy el sol de primavera que empieza a deslumbrar 
y alcanza su plenitud en la fiesta de San Juan.
Soy el sol, el sol de la verdad, sale muy de madrugada
y es tarde cuando se va.

1 comentario:

Eva Margarita Escobar Sierra dijo...

Hola Rodri:
Este poema es precioso, se ve reflejada en el tu alma y tus lindos sentimientos.
Profe: ¿Me enseñaras, cuando regreses de tus vacaciones, a perdonar?

Ya, por lo menos, hoy, recibí mi primera lección.

¡Por algo, eres mi poeta preferido!.

Un abrazo de tu amiga, la aprendiz de todo,

Eva