23 ago. 2012

MI MAR

 
MI AMANTE, LA MAR

Hoy mientras espero a que el errante tiempo 
en el reloj siga su curso y su caminar se refleje 
en las hojas de un calendario, 
mientras espero a que las horas pasen 
lentamente o rápido, no me importa, 
yo espero tranquilamente, como si nada pasara 
contemplando el paisaje desde el mirador 
que es el vano en mi ventana. 

En esta larga y apenada espera, 
que son las despedidas programadas, 
desde mi terraza miro la mar, mi mar, 
mi dulce amada, 
que ayer tranquila y serena me abrazaba 
entre sus cálidas y cristalinas aguas, 
que ayer calmaba mi ardor y refrescaba mi cuerpo 
y mi alma atormentada.

Hoy, esta mi mar es otra mar, 
es; una mar brava, huraña, 
enfurecida, amenazante y enfadada. 
Mi mar ha cambiado su vestido 
de un azul profundo por la bata, 
oscura, abierta, y sin mangas, 
sin estilo y además muy arrugada.

Ayer mi mar estaba muy callada 
y yo, yo solo la escuchaba 
mientras ella en mi oído ronroneaba 
cual gato meloso que con cariño 
ronronea tumbado en el sofá 
de un salón en calma.

Hoy mi mar, ruge con ira y con rabia, 
grita y se enfurece cual amante despechada.

¿Será que mi mar ha intuido que hoy será mi marcha? 
¿Será que no quiere que yo parta?
No, yo pienso que quizás lo que ella quiere 
es; que mi partida no sea tan traumática 
y por ello me muestra su otra, su peor cara.

Mi mar y yo nos amamos, 
mi mar siempre me habla 
con ternura y con calma, 
me dice cosas bellas al oído, 
me quiere y me acaricia 
y cuál amante experta, 
me hace el amor entre sus aguas.

Hoy yo me marcho y mi mar ruge 
con fuerza y con rabia.

2 comentarios:

Eva Margarita Escobar Sierra dijo...

HOLA RODRI:
AMAS EL MAR IGUAL QUE YO, AMAS EL DESIERTO IGUAL QUE YO. Y AÚN ASÍ, CADA VEZ QUE LEO UNA POESÍA TUYA, APRENDO COSAS NUEVAS DE ESTE CARIÑO EN COMÚN.
MI QUERIDO PROFESOR, ¡CÓMO HE APRENDIDO DE TI! TODOS LOS DÍAS APRENDO ALGO NUEVO.
UN GRAN ABRAZO, DE TU AMIGA,

EVA

Eva Margarita Escobar Sierra dijo...

HOLA RODRI:
AMAS EL MAR IGUAL QUE YO, AMAS EL DESIERTO IGUAL QUE YO. Y AÚN ASÍ, CADA VEZ QUE LEO UNA POESÍA TUYA, APRENDO COSAS NUEVAS DE ESTE CARIÑO EN COMÚN.
MI QUERIDO PROFESOR, ¡CÓMO HE APRENDIDO DE TI! TODOS LOS DÍAS APRENDO ALGO NUEVO.
UN GRAN ABRAZO, DE TU AMIGA,

EVA