27 abr. 2013

NANA PARA MI PRINCESA

NANA DE LA PRINCESITA.

El silencio recorre la estancia entera,
es aún de noche y por mi ventana 
apenas si se ve la luna nueva.

En la alcoba en su cama mi niña duerme,
ella está dormida mientras que yo contemplo 
su cara y su sonrisa.

Mi niña sueña, sueña mi niña con un príncipe azul 
de corcel negro prieto, armadura de plata, 
espuelas de oro, espada toledana y capa negra.

Es mi niña tan guapa, su melena rubia, 
su tez blanca de nieve, su linda sonrisa, 
piel aterciopelada, su carita de niña. 
Es mi niña. Es mi niña tan linda. Mi princesita.

Duerme trozo de cielo en tu camita 
que yo velo tus sueños mientras escucho 
a los ruiseñores y a las alondras.

Mi niña sonríe mientras duerme y gesticula 
mueve sus piernecitas y pretende coger 
del cielo las estrellas con sus lindas manitas.

Tras los finos visillos se ve ya, la luz del alba, 
es el día que llega, es el inicio de la alborada. 
Despierta mi niña que ya es de día
y el nuevo sol del cielo hoy te saluda.

Es mi niña una estrella, en mi niña, la más bonita, 
mi niña pequeña, mi princesita.

Me gusta cuando ríes, cuando mueves tus piernecitas, 
cuando juegas con tus manos y balbuceas tus palabritas.

Duerme mi princesita, que yo velo tus sueños en tu camita.

No hay comentarios: