31 dic. 2014

2014-2015




  AL AÑO 2014.

Se fue el año y quizás no vuelva 
aunque él siempre, 
siempre en nosotros permanezca.
Estará para siempre en nuestros recuerdos,
con sus momentos buenos,
con sus malos momentos.
Momentos que en él vivimos muchos sin quererlos.

Él estará muy dentro de nosotros 
por muy largo tiempo, siempre 
en nosotros, en nuestros recuerdos.

Se fue una Noche Vieja, con las campanadas, 
con las 12 uvas en la sobremesa de aquella velada.
La cena aquella que fue celebrada
con toda la familia en torno a una mesa,
de ensueño o soñada.

Se fue el año viejo cuando el día nuevo 
llamó a nuestra puerta 
y sus días pasados, los días de ese año viejo 
sin darnos ni cuenta, se alejan, se alejan, se alejan.

Se fue ese año que ya disfrutamos, 
que en él vivimos, que en él sufrimos, 
que en él amamos, que en él no quisimos 
que en él soñamos y sin remediarlo 
y sin desearlo quizás también lloramos.

Cuando tú te fuiste otro año nuevo 
nos hemos encontrado llamando a la puerta,
un año tan nuevo que sin presentarnos, 
ha entrado en nosotros para ilusionarnos.

Quizás este año nuevo llegue; lleno de ilusiones, 
quizás de trabajo, quizás pleno de amores nuevos
de añorada paz y sueños buenos que quizás se hagan 
por fin realidad.
Y en él nuestras utopías, quizás en sus días,
ya sean una verdad.

Un año viejo se ha ido y no volverá,
que con Dios camine y no vuelva más.

Un año nuevo ha llegado cargado de sueños
de esperanzas nuevas de buenos deseos, 
ilusiones nuevas que quizás sean en él realidad.
Que en el año nuevo que acaba de llegar;
todos nuestros sueños y nuestras ilusiones
se hagan en sus 365 días una realidad. 

Bienvenido seas año 2015 y seas para todos la felicidad.

No hay comentarios: