15 mar. 2015

PRIMAVERA

UN TIEMPO NUEVO.
Lloran los montes por sus torrentes, 
corren sus lágrimas alegremente
por sus canales impenitentes.
Corre, corre el agua ausente e inocente
y cada peña es una fuente 
y cada regato es un torrente 
y cada arroyo lleva un caudal 
que no es el suyo, que no merece.

Lloran los campos, lloran los montes, 
lloran las peñas, lloran los troncos de pinos, robles, 
hayas, alerces y los sauces.
Lloran sus fuentes, lloran sus prados, 
lloran las rocas parecen fuente 
y el agua brota impenitente.

Las nubes blancas del abril que viene 
traen en sus alas turbión de nieve, 
es la primavera alocada, alegre 
es una mocita enamorada que se divierte.
Es en abril sin avisar se hace presente.

Las lluvias de abril irrigan campos
que siendo pardos se vuelven verdes.
Se adorna ellos con lindas flores
humildes ellas, sencillas, primorosas
frágiles, tiernas, ausentes. 

Se pintan los campos con paleta de mil colores,
bailan las flores con la brisa la tarde,
las mariposas viven alegres de flor en flor, 
de rosa en rosa en sus colores ella se pierden
y las abejas con su zumbar ponen su nota
en entre el romero y el tomillar 
en lo profundo del sotobosque.

Tímidas prímulas son las primeras
con su color anuncian ellas la primavera.
Lindos narcisos dan alegría a las praderas 
su sencillez y su hermosura causan envidia 
y ver tanta armonía y candidez dan alegría.

Vuelven a las dehesas la inocente tórtola
con sus arrullos rompe la monotonía 
de la vasta dehesa.
Las golondrinas de nuevo han vuelto 
hacer su nido en el alero de mi tejado 
con barros nuevos.
El gavilán luce en el aire su fino vuelo 
y las palomas tiemblan, con solo verlo.

Es primavera, es; un tiempo nuevo, 
la vida altera en campos y pueblos
trae la alegría y hace olvidar al frío invierno.

Tímidas prímulas, narcisos bellos 
anuncian con su alegría, un tiempo nuevo.

1 comentario:

Eva Margarita Escobar Sierra dijo...

Mi querido amigo:
Cada verso de cada una de tus poesías, me hace vivir un sueño. La vez pasada te dige, que eras genial y lo eres.

No cabe duda de que eres un maestro y como a tal, se te tiene que admirar y aprender de ti siempre.

Estas dos últimas poesías son muy hermosas. Tiene un deje de tristeza que las hace mucho más interesante,

Un abrazo. Tu amiga, Eva