16 may. 2015

BUSQUÉ EN MIS RECUERDOS ...

...Y NO TE ENCONTRÉ.
Busqué en el refugio de mis recuerdos 
donde yo guardaba todos tus recuerdos.
Busqué lo que creí que en él yo había guardado 
y sin embargo ahora yo no los encuentro.
¿Los habré borrado, quizás sin saberlo?

Busqué el dulce sabor, sabor de tus besos,
besos que yo he olvidado con el desbocado
paso de los tiempos. 
Busqué tu dulce voz que yo ya no escucho 
porque enmudeció el correr del tiempo. 
Yo ya no recuerdo, no recuerdo la suave luz 
de tu linda sonrisa, sonrisa de ensueño 
que todo ilumina.

Busco en mis recuerdos lo que hace tiempo 
de mí se alejó y ahora yo no tengo. 
Me faltas tú y contigo se fueron, todos tus recuerdos
que un día guardé para yo tenerlos.

Casi he olvidado toda la belleza 
que encierra tu rostro tan lindo y risueño. 
Aquellas sonrisas que me regalabas aún 
sin tú pretenderlo, 
tu suave voz cuando tú me hablabas
aunque fuese en sueños.

Ya se me olvidó lo que me decías 
cuando te enfadabas, 
tus tiernas caricias cuando perdonabas 
aquellas travesuras y algunos desmanes
que yo te ocultaba.
Se me olvidó tu rostro dormido que yo contemplaba 
tus gestos inquietos cuando tú soñabas.

Busqué en el cofre donde yo guardaba
todos mis recuerdos y tú ya no estabas. 
Busqué tus recuerdos que nunca encontré. 
Aunque si recuerdo que yo los guardé 
para recordarlos cuando tú no estés.

Quizás los borré sin yo pretenderlo,
quizás se borraron sin jamás saberlo.

No puedo soñarte, tú; no sales en mis sueños, 
quiero recordarte pero ya no puedo.

1 comentario:

Eva Margarita Escobar Sierra dijo...

Hola querido amigo:

No dejes que tus recuerdos se pierdan. Es muy hermoso recordar, ya que se tiene la oportunidad de volver a vivir, algo que nos ha marcado, por siempre, ya sea bueno o malo.

Pero si los recuerdos son de un gran amor, se deben guardar y cuidar mucho más, en ese cofrecito del corazón y no dejar que desaparezcan.

Muy tierno y hermoso y te deseo que los recuerdes. Que no los borres, que no dejes que se pierdan. Ellos te traerán ilusiones nuevas.

Un gran abrazo de tu amiga Eva