26 oct. 2015

SALAMANCA

TIERRAS CHARRAS.
Se me cayó el día mientras caminaba,
se me cayó la tarde mientras yo andaba
entre dehesas de encinas y tierras llanas.
Se me cayó la tarde entre lindos arreboles 
y luces claras. 
Luces que traspasan las nubes 
en las tardes serenas, calmas que embargan.
Luces de rojos, bellos escarlatas 
que se cuelan entre los encinares y alcornocales
altas choperas en Salamanca.

Luces del ocaso bañan las tierras llanas,
tierras de pan, 
de lana, tierras de los toros bravos de Salamanca.
Tierras de pastos, de pan llevar 
con dehesas llanas donde pacen merinas 
mientras que balan a la noche y el día
a la luna llena en las noches claras.

Balan a las mañanas frías, blancas de escarchas, 
claras de día, tardes eternas que se dilatan
entre las jaras y los tomillos, verdes retamas.

Balan las ovejas, al silencio y la calma
de las majadas, a la soledad de los rediles,
donde ladran los canes a las sombras que pasan.
Sombras de luna, luna escarlata, luna de plata.

El Tormes su rio, cruza con calma 
las tierras Salmantinas dentro de su cárcava.
Las tierras charras las lava el Tormes con agua clara.
Riega sus huertos y baña sus campos que están sedientos.
Mientras sus pueblos se miran en el espejo
del agua en calma desde lo alto de sus oteros.
En los vastos páramos duermen inquietos
pueblos dormidos por que se fueron y no han
vuelto. 
Miran hacia el futuro con la esperanza 
aunque su futuro, es muy, muy incierto.

Tierras de Salamanca donde balan ovejas, 
ovejas blancas, mugen las vacas que libres pastan 
y esos toros bravos que en las plazas 
en las tardes de fiesta levantan palmas, 
gritos y oles en los tendidos y algún silbido
que los agravia.
Toros, negros de ojos vivos y cuernos finos 
cual navajas bien afiladas.
Toros que lavan sus caras con el roció de las mañanas, 
ese roció que descansa suavemente sobre las jaras 
y en las retamas verdes sobre sus ramas, 
en los tomillos, la verde hierba y en lavanda.

Campos llanos y fértiles, dehesas extensas 
muy bien cuidadas
pueblos muy nobles, gentes honradas, 
nobles muy noble de Salamanca.

1 comentario:

Eva Margarita Escobar Sierra dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.