15 mar. 2016

LA PRIMAVERA ...



...SE DEMORA.
Sentí la sabia correr deprisa 
por las venas de un sauce, 
en sus ramas como juncos 
que se mecen,
pude observar unos brotes 
que se hinchaban 
y a ellos se asomaban 
unas hojas pequeñitas
que mañana lo completaran.

En un almendro nevado 
de flores rosa y blancas 
un ruiseñor cantaba,
en un manzano desnudo
un mirlo negro, le contestaba.

Las florecillas de los pardos 
alegría y color al ambiente daban.
Un arroyuelo que cerca 
muy cerca de allí pasaba, 
corría ajeno y alegre 
y, mientras corría cantaba,
los juncos de las orillas
sus canciones escuchaban.

El cielo azul profundo 
limpio de nubes estaba 
y a él solo se asomaban, 
las alondras del barbecho
y las negras golondrinas
que a la primavera llaman.

Una bandada de grullas
en formación hacia el Norte 
volaban.

La tarde al fin tocaba 
y yo sentado 
en la baranda del puente 
mientras a ti te esperaba, 
pensando en ti yo estaba.

La brisa fresca 
que a la corriente acompañaba 
me dijo;
“Ya hace frío y, la primavera es:
una moza muy alocada”, 
"Quizás ella esta tarde,
quizás no venga, quizás mañana.
Es mejor que tú te vayas”.
Pero no quise;
no quise yo, escucharla.

Pronto el cielo se vio negro 
y poco a poco a ese cielo 
una legión de mil estrellas 
por él se desparramaban.
Más tú amor mío, tú, no llegabas.

Cantan los grillos, croan las ranas, 
la brisa del río, frio me daba 
y tú amor mío, mi primavera; 
tú no llegabas.
¿Quién te retiene? 
¿Quién, a ti te ata? 
¿Por qué no vienes? 
¿Por qué tú tardas?
Son mil preguntas 
que nunca a mí me
jamás me fueron,
jamás contestadas.


1 comentario:

Eva Margarita Escobar Sierra dijo...

Querido amigo:

Espera. La primavera llegara y tu amor, también llegara. No lo olvides.

Nada la detiene, nada le impide llegar a ti, a tu corazón, nada. Lo que pasa es que a veces, ella, la primavera, y tu amor, se retrasan. Porque como tú, sueñan.

Es la estación más hermosa del año (acá, vivimos en ella) Pero para mí y creo, que para todo el mundo, es un renacer, es un nuevo principio, un nuevo amanecer. Pero, no siempre, es feliz. No sé, su belleza, sus perfumes, ese cambio total de la naturaleza en el hemisferio Norte o Sur, me ha traído dolor a veces. (Especialmente, la del Norte)

Pero a ti, no te pasará esto. Para ti, será felicidad. Recibirás, tanto amor, como flores nuevas habrá en tu camino.

Sigue escribiendo así. Creando sueños, tus propios sueño.

Un gran abrazo de tu amiga de siempre, Eva