12 mar. 2016

SIENTO TU ...



... AUSENCIA.
He oído gritar al silencio 
en mi alcoba, 
he escuchado tu voz en el pasar 
de las horas, 
he deseado con ansias 
que esta noche sea eterna, 
que la luna no se marche 
y poder ver las estrellas, 
que los cometas que pasen 
muestren su larga melena.

He deseado seguir soñando 
y que la aurora no venga 
que el nuevo día no llegue 
y mis horas noche sean.

Deseo seguir soñando 
con esas n0ches eternas,
y no llorando de día 
por esa tu larga ausencia.

Hoy estoy solo y te añoro 
cada minuto que paso 
solo siento el vacío 
de tu ausencia,
y son grandes los espacios, 
aunque muy estrecho sean.

Nuestra cama está muy fría, 
y sin ti mis horas eternas 
y el reloj de mi mesita 
marca sus horas muy lentas 
y no se nota si andan, 
sus diminutas saetas.

Yo hoy, tan solo quiero dormir 
pues en mis sueños te tengo 
y no estás lejos mí, 
yo te hablo tú respondes, 
yo te beso y tú me besas 
y siento tu corazón latir,
cerca, muy cerca de mí.

¡Vuelve! Pronto a mor mío 
que sin ti no se vivir,
ya no me cantan los ríos, 
ni el viento entre los olivos, 
ni las alondras que anidan 
junto a nuestro camino 
si tú no vienes conmigo. 

Todo está triste sin ti.

No te demores, no tardes 
no tardes tú en volver,
tú bien sabes que sin ti
es inmenso nuestro hogar,
tan grande que yo sin ti,
en él no puedo yo estar.

Hoy he salido yo al campo
por donde solíamos ir
y no he escuché yo el canto
del jilguero que te canta 
cuando está cerca de ti.
Tiene su nido escondido 
en las ramas de un olivo
oculto de las miradas.

Las florecillas de los campos 
todas se han marchitado 
y la hierba de los prados 
ayer verde, hoy esparto.


1 comentario:

Eva Margarita Escobar Sierra dijo...

Querido Amigo:

Ese desear que no pase la noche, es un bello deseo. Ese extrañar al ser que amamos es un sueño.

¿Te das cuenta? Cada pequeño recuerdo. Cada, paso lejos del ser que se ama, es casi, un dulce sufrimiento.

Pero debemos dejar esa visión del amor-sufrimiento.

El amor debe ser dulce, tierno y libre. Es ese vivir en pos de una ilusión, sin ser su esclavo. El amor debe ser como el viento. Fresco o borrascoso, pero que siempre pasa, para dejar que una sonrisa, un suspiro o a una lágrima, lleguen, trayéndonos felicidad.

Tu amor volverá ya lo veras, pero se libre y deja que tu amor lo sea. De esta manera, siempre, siempre estarán juntos y felices.

Sueña querido amigo porque tu amor, siempre está y estará contigo.

Un gran abrazo, como siempre de tu amiga. Eva

Muy hermosa la poesía que hoy has escrito. (Como todas tus poesías)