20 oct. 2016

UN RECODO

DEL CAMINO DE LA VIDA. 
En un recodo del camino 
por dónde anda la vida, 
donde las sombras se ciernen 
sobre aquel que lo camina, 
la maleza todo lo invaden, 
el barro, el polvo, las piedras...
forman parte de esa vida.

No hay descanso para el caminante 
ya no encuentran, la felicidad perdida.
En ese recodo se perdió el amor, 
se perdió la alegría, se perdió la luz, 
se perdió la poesía. 
En ese recodo él perdió todo aquello, 
que él creía que poseía.  

Por su frente despejada 
comenzó a trazar los surcos 
el arado de la vida. 
Y los copos de nieve que marcan 
el pasar de los días 
se fueron haciendo presentes 
de la noche al día.

Ya no espera la mañana, 
como antes lo hacía. 
Sus noches son casi eternas, 
como eternos son sus días.

Una vez y otra vez él vuelve 
al recodo del camino, 
donde te perdió aquel día.

Ayer, ese recodo no existía, 
hoy es un lugar siniestro, 
lo que ayer era alegría.

Quizás él nunca comprenda
que en el camino de la vida 
quien tropieza y se cae 
quizás nunca jamás 
levantarse lo consiga.
Y tenga que caminar solo
por el sendero sus días.

Los errores del pasado,
se sufren en el resto de tu vida.

No hay comentarios: