25 feb. 2017

YO NACÍ

LA DICHA DE NACER EN UN EDÉN.
Yo nací una mañana 
cuando el sol del mes Julio 
ya daba sombra al alba.

Nací a la cepa de un olivo 
que su fruto ya mostraba 
entre sus hojas de plata.

Nací a la orilla del Ambroz 
que una nana me cantaba
mientras sereno, él caminaba.

Yo nací y mis ojos contemplaron 
los huertos, prados y montes
donde las encinas son reinas 
y alcornoques sus consortes.

Nací en el valle del Ambroz 
que gran belleza esconde, 
en sus aguas cantarinas, 
sus umbrías y sus bosques, 
en sus dehesas de encinas, 
salpicadas de alcornoques, 
olivos en formación 
tan altivos y tan nobles.

La ribera del Ambroz es el edén,
dónde los sueños se esconden.

Aquí canta en las noches
el ruiseñor 
y las alondras al albor
canta el jilguero cantor
huele a albahaca, a romero
a madreselva, lavanda
en sus campos y en sus pueblos.

Fue aquí donde nací
una mañana al alba
cuando el sol del verano
hacia sombras al alba
y veranean lo sueños
bajo los puentes de piedra
viendo bañarse al sol en 
los remansos serenos.

No hay comentarios: