11 mar. 2017

NOSTALGIAS DE LAS ...


...NOCHES AQUELLAS
En las noches claras 
de insomnios y velas 
las estrellas rilan, 
la noche es serena.

Una nube blanca 
caprichosa y rala 
juega a ocultar la luna 
para enfadarla.

La luna se enoja, 
parece indignada 
estaba mirando 
al lucero errante 
que cada noche 
a ella no responde
cuando ella lo llama.

En las noches claras 
de estrellas llenas, 
de luna enfadada, 
de brisa que vuela
de nubes diáfanas 
que por el cielo vagan
en busca del alba
que a la noche lleva.

Entre los zarzales 
de las callejuelas
se escucha el trinar 
de los ruiseñores
para sus parejas
que está en el nido 
con sus parentelas.

En el olmo viejo 
que orgulloso muestra 
heridas de guerra
en su alta copa
un negro estornino 
observa, el cielo y tierra.

A la sombra 
de frondosos olmos 
de muy tiesos chopos 
que viven en hileras
discurre cantando 
el arroyo alegre
que corriendo sueña
y que sus remansos 
los viste de verdes, 
con los fresco berros
de la primavera.

El Puente de Piedra 
que callado observa 
la alegre corriente 
que diafana y fresca 
cantando se aleja.

Los verdes mimbrales
en ambas orillas
su cerviz doblegan
venerando al agua 
que ajena camina
saltando las piedras.

En las noches serenas 
en Extremadura
se escucha el canto
de los ruiseñores
el ladrar de canes, 
el balar de ovejas, 
el mugir las vacas 
por sus vastas dehesas
donde conviven 
las encinas viejas
las jaras, tomillos
y fuertes hiniestas.
Y rilan estrellas 
con la brisa fresca.

No hay comentarios: