30 may. 2017

LOS CAMINOS...



...DE MI VIDA.
Hay infinidad de caminos,
tantos; 
como recuerdos guardaste
caminando por tú ellos
en esta errante vida.

Hay caminos que te acercan
a lo que lejos dejaste
y allí quieren ellos llevarte
aún; en contra de la vida.

Hay caminos que te alejan
y nunca llegan a encontrarse 
con lo que tanto buscaste
y jamás tú lo hallaste
por muchos que caminaste.

Hay caminos con su piso 
de fina hierba,
que da gusto al andarse 
estos caminos son: 
para viajeros cobardes.
Pues son caminos sencillos,
son caminos, 
muy ligeros y suaves.
Son caminos; 
que por ellos solo caminan
los que no tienen una meta.

Hay caminos que tienen 
el suelo de arena fina y suave
que atraen y embelesa 
al que se adentran por él
y al caminarlos, revientan.
Pues su pisar es muy suave,
pero te atrapa y entierra 
y en ella; prisionero quedas.

Hay caminos que son; 
de polvo fino y de tierra.
Son caminos, 
que caminando por ellos 
el viento borra tus huellas 
y nada queda de ti, 
de tu historia y tus quimeras.

Hay caminos; 
que el barro en ellos mora, 
estos caminos atrapan 
al caminante 
sus huellas en ellos quedan
para que los que caminan
tras ellos
puedan en sus huellas leer
y orientar su vida entera.

Hay caminos; 
de guijarros y de piedras 
que hieren y dañan los pies.
Se nutren de sangre fresca
de los pobres caminantes
Son los caminos; 
Caminos del mal y del bien.

Los caminos;
que me acercan donde 
yo quiero llegar 
son caminos de la vida.
Que sean de hierba fina, 
de arena suave y ladina 
de tierra y polvo asfixiante, 
de denso barro cargante, 
de guijarros y de piedra 
sedientos de sangre fresca.
Y otros caminos que están 
ocultos por las zarzas 
y la maleza. 

No me importa a mí;
por ellos caminar,   
si ellos ti me acercan.
Yo no quiero caminar;
por sueños y por quimeras.


No hay comentarios: