6 jun. 2017

DEJA PASAR EL TIEMPO Y ...

... ESCUCHA AL VIENTO.
 Deja pasar el tiempo que todo cura, 
que en sus alas se esconde los recuerdos, 
los silencios, las promesa, las caricias, 
las locuras...
Deja pasar el tiempo que se desliza 
sobre hojas de papel sobre las esferas lisas 
que cuelgan de la pared.

El tiempo solo tiene una medida, 
el tiempo nunca se ve,
solo notamos que el tiempo
se va escribiendo en la piel
y en, estampas de la vida.

Escucha al viento y al aire
que ellos te hablaran bien.
Ellos, están presentes, 
en el mal y en bien.
Están siempre en las palabras
que se dicen sin querer,
que luego quieres borrarlas
pero ya no son de él.
Son del aire y del viento.

Están presente en los besos,
en las caricias también,
en los guiños en los reproches
en el adiós a un tren.
Están, en el llanto del que nace 
y en el último suspiro 
de aquel que ya se nos fue.
Están, en las promesas no escritas 
que el viento se las llevó,
en las palabras que dichas 
fueron para la ocasión.

Escucha siempre al viento 
que a tus sentidos transporta 
la fragancia de los huertos, 
olor a tierra mojada, 
a hierba recién segada, 
el aroma del jazmín y de la rosa.
Él, en tus oídos susurra 
las promesas olvidadas 
las palabras que un día oíste,
y que fueron ya olvidadas.
La música de las risas 
de aquellas lindas veladas
que un día tú viviste 
y que ya tú olvidaras. 

Escucha al viento que trae 
hasta ti, los reproches del olvido 
que no quieres recordar 
que el tiempo ya ha borrado
y que los dejaste atrás.

El tiempo y el viento siempre, 
siempre caminan a la par
al tiempo hay que saber, 
saberlo dejar atrás
y al viento y al aire hay 
que saberlos escuchar.

1 comentario:

Eva Margarita Escobar Sierra dijo...

Querido Amigo. Es muy hermosa esta Poesía.