14 ene. 2013

EL TIEMPO Y EL RÍO


EL TIEMPO PASA. (Estampas de invierno)

El tiempo pasa, unas veces tan rápido 
que apenas nos damos cuenta 
de que se nos va de entre las manos, 
somos incapaces de detener el tiempo. 
Tiempos felices que no apreciamos, tiempos
que no nos damos cuenta que los vivimos, 
que los pasamos. 
Otras veces el tiempo pasa tan lentamente, 
que el tiempo pesa cual una losa que nos retiene. 
Tiempos de nostalgias y depresiones, 
tiempos que odiamos que no sabemos 
por qué ellos vienen.

Llueve, es invierno y en la calle hay poca gente, 
paseo bajo el paraguas que hace que sea invisible.
Veo caer las gotas de lluvia en los charcos de la calle,
oigo rugir en el río y contemplo la fuerza de la corriente, 
observo cual miles de luciérnagas 
colgando de las ramas inertes 
de los desnudos árboles del parque,
son gotas de lluvia que se han quedado atrapadas
y permanecen inertes.

Sigo caminando la lluvia me acompaña permanentemente, 
las calles vacías, el parque sin gente, 
algún gorrión busca protección 
debajo del seto que rodea la fuente.
Y yo sigo caminado, solo con mis pensamientos 
sin mirar al frente, es que voy pensando.
Llueve, el tiempo que hoy pasa, pasa lentamente 
él no tiene prisa y la gente corre para protegerse 
de la pertinaz lluvia que cae, cae sin detenerse.

Mañana quizás el tiempo pase, 
pase sin que nos demos cuenta, 
pase el tiempo sin detenerse, 
quizás mañana haga sol y quizás, 
quizás mañana sea jueves.

En el puente me detengo a contemplar la corriente,
cortada por los tajamares de la columnas del puente.
Su rugido me impresiona, su fuerza es imponente. 
Me gusta el agua en calma, pero me deleita y me embelesa
el rugir y el furor de la corriente.

El tiempo es el caudal de un río, es; su variable corriente 
unas veces ruge y grita, corre, corre sin apenas detenerse,
otras camina, camina tan lentamente que no se sabe si se mueve.

Y yo sigo caminando bajo mi paraguas, pues llueve, llueve
y en la calle y en el parque no hay, no hay hoy gente.

1 comentario:

Eva Margarita Escobar Sierra dijo...

Hola Rodri:

Me gusta mucho, que escribas.

Esta Hermoso.

Tu Amiga,

Eva Margarita