10 jun. 2015

PALABRAS INVENTADAS

MAÑANA, QUIZÁS MAÑANA.

Dices que buscas palabras con las que puedas decir
un te quiero al que calla que está muy lejos de ti.
No, por favor no, mejor tú no digas  nada
y deja que sea yo, quien se invente tus palabras.

Tus palabras serán la luz del atardecer
en esas tardes tan claras
en las que se oculta el sol en arreboles de oro 
y con corona de plata.

Tus palabras serán y son; la brisa que a mí me habla,
el aroma de la noche que está llena de esperanza.
La brisa de la noche que entra por mi ventana,
y está llena de lindos sueños y de muy bellas palabras.

No, no por favor tú calla, que las palabras más bellas
son; las que se piensan y se callan.

Volverán las noches tibias, con lunas llenas y claras
y escucharas en tus sueños y escribirás tus palabras,
las palabras, de el murmullo del mar cuando besa
el arena de tu playa.
Y oirás y escribirás, el aleteo de las alas 
el volar de la brisa de la noche que entra por tu ventana 
y se posa suavemente en tu rostro, que besa tu tersa frente,
acaricia tus cabellos y vuela suavemente para que tú no despiertes.

Y tú seguirás soñando e inventando palabras,
palabras de amor y ensueño que un día tú le dirás
a aquel a quien tú esperas que llegue 
al caer de cada tarde cuando el sol se pone 
y abandone tu estancia al despuntar nuevo alba.

Pero eso, eso será mañana, 
si, quizás se haga ello realidad mañana.
Tú mañana, cuando el sol se descuelgue
entre arreboles rojos y coronado de plata.

1 comentario:

Eva Margarita Escobar Sierra dijo...

Mí querido amigo:

El comentario dejado por ti, gentilmente, en mi pequeño poema, Ahora, lo leo y me recreo, al verlo convertido en una hermosa poesía.

Gracias mi querido amigo. Por escribir como escribes. Siempre sabes llegar al corazón de quien te lee y sabes adivinar los sentimientos de aquellos que te admiramos y queremos.

Un gran abrazo amigo mío. Un gran abrazo, Eva.